Emite Derechos Humanos recomendaciones a instituciones de NL

Por violaciones a derechos de libertad, integridad, seguridad personal, no discriminación y a la protección de la vida, a través de acciones y omisiones de instancias estatales y municipales, la...

Por violaciones a derechos de libertad, integridad, seguridad personal, no discriminación y a la protección de la vida, a través de acciones y omisiones de instancias estatales y municipales, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) emitió tres recomendaciones a autoridades estatales y municipales.

Sofía Velasco Becerra, presidenta de la CEDH, indicó que los resolutivos van dirigidos a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, al secretario de Ayuntamiento de Monterrey y al director General del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado de Nuevo León (Isssteleón).

En la Recomendación 11/2016, emitida a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado y a la Secretaría de Ayuntamiento de Monterrey, se acreditaron violaciones a los derechos humanos de transexual.

Ello, explicó, al atentar su derecho a la vida privada y cometer en su contra abuso policial durante la detención ilegal de la que fue objeto, en la que no se le informó sobre los motivos de la misma.

Lo anterior, por parte de elementos de la Comisaría General de Protección Institucional de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, además de dilación en la puesta a disposición del Juez Calificador, quien no respetó la garantía de ser escuchada, agregó.

En consecuencia la CEDH recomendó, entre otros puntos, la implementación de un Protocolo de Actuación por parte de elementos policiales, para garantizar el respeto a los derechos de las personas de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero e intersexuales (LGBTI), particularmente a las mujeres transexuales.

Dentro de la Recomendación 12/2016, dirigida al titular del Isssteléon, se acreditaron actos de discriminación que afectan en el acceso al derecho a la salud, por parte del organismo.

Esto, al determinar a una persona con VIH como “no sana o no procedente” para la afiliación a los servicios de esta institución, una disposición ya derogada de su reglamento, dijo la ombudsman en Nuevo León.

En tal virtud, se pide abstenerse de aplicar medidas reglamentarias contrarias a la legislación vigente del Instituto, así como llevar a cabo las acciones necesarias para el fortalecimiento de las capacidades institucionales de las personas al servicio de dicha dependencia, a través de capacitaciones en materia de derechos humanos.

La tercera Recomendación, 13/2016, correspondiente al caso de un interno del Centro de Prevención y Reinserción Social Topo Chico, quien perdió la vida en hechos calificados como suicidio, refirió Velasco Becerra.

Ahí, la CEDH solicitó que se instruya al centro penitenciario un procedimiento de responsabilidad administrativa, indemnizar por concepto de daño emergente, y suplir el déficit de personal de seguridad y custodia.