Establecimientos, obligados a exhibir placa antidiscriminatoria

La Asamblea Legislativa aprobó reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México que obligan a cines, restaurantes y hoteles a exhibir placas con la leyenda: “Ninguna persona...

La Asamblea Legislativa aprobó reformas a la Ley de Establecimientos Mercantiles de la Ciudad de México que obligan a cines, restaurantes y hoteles a exhibir placas con la leyenda: “Ninguna persona puede ser objeto de discriminación”.

Al presentar el dictamen ante el pleno, el presidente de la Comisión de Administración Pública local, Adrián Rubalcava, indicó que se aprobó también que los establecimientos mercantiles estarán obligados a tener espacios sanitarios acondicionados para niñas y niños.

En la Ciudad de México, destacó, está prohibido negar, excluir o distinguir el acceso o prestación de servicio a cualquier persona o colectivo social por su origen étnico, condición, raza o género.

De igual forma, se prevé que no puede haber ningún tipo de discriminación por la lengua, discapacidad, condición jurídica, social o económica, así como identidad indígena, identidad de género, apariencia física, condiciones de salud y religión, entre otras.

El legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) señaló que la modificación se da en el sentido de que se proteja a cualquier persona, grupo o comunidad que ingrese a un establecimiento mercantil, y no se le discrimine por ningún motivo.

Los establecimientos tendrán que contar con una placa de dimensiones mínimas de 60 por 40 centímetros, la cual deberá contar con el número telefónico de Locatel y los logotipos del Distrito Federal.

El asambleísta Rubalcava Suárez indicó que los cambios son con la finalidad de establecer la cultura de la denuncia ante actos de discriminación.

Asimismo, se obliga a contar con muebles de baño especiales o adaptados para niñas y niños en salones de fiesta, restaurantes, salas de cine, teatros y auditorios, “es una acción afirmativa de índole legislativa que corrige, compensa y promociona la desigualdad existente encaminada a acelerar la igualdad sustantiva de los niños.

El pleno de la ALDF reformó la fracción IX del Apartado B del Artículo 10 de dicha ley, para obligar a contar con muebles de baño especiales o adaptados para niñas y niños, agregándose a los centros de espectáculos, los espacios de impacto vecinal como son los salones de fiestas y auditorios.