Empresarios de México y EUA trabajan unidos ante nueva relación

El Consejo Coordinador Empresarial y organizaciones de empresas internacionales y globales asentadas en el país refrendaron su compromiso de trabajar unidos, para encarar las nuevas circunstancias de...

El Consejo Coordinador Empresarial y organizaciones de empresas internacionales y globales asentadas en el país refrendaron su compromiso de trabajar unidos, para encarar las nuevas circunstancias de la relación bilateral con Estados Unidos e impulsar el fortalecimiento de Norteamérica.

En conferencia de prensa conjunta, anunciaron el inicio de una campaña de 100 días entre empresarios mexicanos y estadounidenses en los 27 condados del país vecino donde existe una intensa relación comercial, para profundizar el intercambio económico.

De igual forma, los organismos empresariales coincidieron en que más que lamentar el resultado de las elecciones en Estados Unidos, éste se debe ver como un escenario de oportunidades para perfeccionar y modernizar la forma como se relacionan ambas naciones y explorar y diversificar los acuerdos con otras partes del mundo.

El presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, explicó que los organismos representados en este acuerdo refrendan su decidido apoyo a los principios de aperturas, libre comercio y trabajo compartido, que han sido condición indispensable para el desarrollo de la relación México-Estados Unidos.

Sostuvo que los vínculos que ambos países comparten trascienden las coyunturas políticas, dado que son socios, aliados, vecinos, con integración geográfica, cultural y económica que ha superado los principales desafíos a lo largo del tiempo.

Dijo que reconocen escenarios de riesgo, pero confió en que encontrarán los mecanismos adecuados para replantear la relación en beneficio en esta región del continente, tal y como ha sido con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

En este contexto, anunció que el CCE ya trabaja en la construcción de propuestas con visión de largo plazo para esta nueva etapa, a través del Consejo Estratégico de Negociaciones Internacionales, al cual se integrarán expertos y representantes de los organismos de empresas globales y comerciales de Estados Unidos.

“Lo que sea necesario modernizar, lo haremos con estrategia y visión, con la participación de los sectores públicos, privado y social, para una agenda común, y en combinación con las contrapartes estadounidenses”, subrayó.

Castañón dijo que no es tiempo de especulaciones, cálculos políticos o intereses mezquinos, sino que es tiempo de unidad que llama a todos a diseñar acciones preventivas y prospectivas, que impulsen el desarrollo de la economía interna del país y defender los intereses de la nación en Estados Unidos.

José María Zas, presidente de la American Chamber of Commerce para México, suscribió lo dicho por el dirigente del CCE y planteó hacer un análisis no especulativo sobre el escenario de la relación bilateral México-Estados Unidos y tomar decisiones realistas, informadas, abiertas y constructivas.

Sostuvo que las mil 400 empresas afiliadas a la American Chmaber of Commerce mantienen sus compromiso de seguir invirtiendo, comercializando y elevando el nivel de la relación económica con sus pares mexicanas.

“American Chamber seguirá siendo un puente seguro con el gobierno mexicano, así como con las autoridades y empresas estadounidenses que operan aquí sobre la base de fortalecer temas como seguridad, educación, Estado de derecho, facilitación comercial, inversión productiva y empleo”, añadió.

El presidente del Consejo Ejecutivo de Empresas Globales (CEEG), Frederic García, destacó a su vez que sus 50 empresas afiliadas, que generan dos millones de empleos en México, aportan 10 por ciento del Producto Interno Bruto y aplican 40 por ciento de las inversiones directas, comparten este llamado de los empresarios mexicanos.

Dijo que están convencidos para que en 2030 México sea ya un participante de los cinco primeros lugares de países exportadores y avanzar en la inclusión a cadenas de valor globales que le den prosperidad a su sociedad.

Recomendó a México modernizar sus fortalezas y consolidar otras en las que aún no es fuerte, pero sobre todo, adecuar sus acuerdos comerciales para hacerlos más productivos y competitivos.

María Fernanda Garza, presidenta de International ICC México, destacó que desde la firma del TLCAN México multiplicó seis veces su comercio bilateral con Estados Unidos, al alcanzar una cifra de 500 mil millones de dólares en 2015, y es el segundo mercado y proveedor del vecino del norte.

Dijo que por ello es necesario contrarrestar las visiones que pretenden regresar al proteccionismo en Estados Unidos y será sólo con diálogo y cooperación entre los sectores comerciales y empresariales de ambas naciones como se logrará ese propósito, además de combatir prácticas de corrupción.

Por su parte, Eduardo Solís Sánchez, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz, y Fernando Ruiz Huarte, director general del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior, sostuvieron que este sector es una muestra de intercambio exitoso entre ambos países y por ello participarán en los trabajos para fortalecer esa relación.