Método de pago, básico para proteger finanzas personales en Buen Fin

Además del precio, durante el Buen Fin es importante comparar los beneficios extras que ofrece cada tienda, como el pago a meses sin intereses, las bonificaciones en efectivo o el otorgamiento de...

Además del precio, durante el Buen Fin es importante comparar los beneficios extras que ofrece cada tienda, como el pago a meses sin intereses, las bonificaciones en efectivo o el otorgamiento de puntos o descuentos en las siguientes compras, indica Principal Financial Group.

La compañía de soluciones integrales de ahorro e inversión a largo plazo llama a elegir el método de pago sabiamente, ya sea crédito o de contado, con monedero electrónico o vales, el cual dependerá de cada consumidor, así como del plan que se haya trazado para comprar.

Es importante analizar si es conveniente un esquema a meses sin intereses o si se puede ahorrar más pagando de contado, ya que se puede comprometer los ingresos futuros con pagos a meses, aunque también existe el riesgo de quedarte sin ingresos al pagar de contado.

Principal Financial Group refiere una sencilla fórmula que consiste en solo elegir crédito en aquellos artículos o productos cuyo tiempo de vida sea superior a los meses que se va a pagar.

Llama a no excederte y menos con el aguinaldo, pues algunas personas reciben esta prestación o una parte del mismo antes del Buen Fin, y es posible que vean la oportunidad de gastarlo y comprar de más.

Para evitar que eso pase, exhorta a realizar y apegarte a un plan de compras y si dentro de tu estrategia está el utilizar el aguinaldo, es mejor considerar no gastarlo todo ni caer en tentaciones, porque la Navidad está cerca y se podría llegar a las fiestas decembrinas sin dinero para las celebraciones.

Por último, indica que también es posible ahorrar durante el Buen fin, por lo que si después de comprar se tiene un sobrante de efectivo de la cantidad presupuestada, es mejor guardarla a gastar por gastar.

Precisa que dichos recursos se pueden destinar a la cuenta individual de la Afore como una aportación voluntaria o a un fondo de inversión que se adapte a las metas financieras personales.