Uno de cada cuatro niños europeos vive en riesgo de pobreza

Uno de cada cuatro niños que viven en la Unión Europea (UE) se encontraba en situación de riesgo de pobreza o exclusión social en 2015, afirma un estudio publicado hoy aquí por la Comisión Europea...

Uno de cada cuatro niños que viven en la Unión Europea (UE) se encontraba en situación de riesgo de pobreza o exclusión social en 2015, afirma un estudio publicado hoy aquí por la Comisión Europea (CE).

La situación afecta, en concreto, a cerca de 25 millones de personas menores de 18 años de edad, el equivalente a 26.9 por ciento de los europeos en ese grupo, 0.6 puntos porcentuales menos que en 2010.

No obstante, el Ejecutivo comunitario señala que el riesgo se ha incrementado en casi la mitad de los países europeos entre 2010 y 2015, con especial relevancia de Grecia, donde alcanza hoy el 37.8 por ciento de los niños, un aumento de 9.1 puntos porcentuales en cinco años.

También se observaron importantes deterioros en Chipre e Italia, que registraron alzas de 7.1 y 4.0 puntos porcentuales, respectivamente, en la proporción de niños con riesgo de pobreza o exclusión social.

En contraste, Letonia logró reducir en 10.9 puntos porcentuales, hasta el 31.3, la proporción de niños afectados por el problema, mientras que Bulgaria y Polonia la disminuyeron en 6.1 y 4.2 puntos porcentuales, respectivamente.

En 12 países el riesgo es superior a la media europea, llegando a impactar al 46.8 por ciento de los menores en Rumania, 43.7 por ciento en Bulgaria, 37.8 por ciento en Grecia, 36.1 por ciento en Hungría, 34.4 por ciento en España, 33.5 por ciento en Italia, y 30.3 en Reino Unido e Irlanda.

La mejor situación se registró en Suecia, donde el problema se aplica a 14 por ciento de los niños, seguida de Finlandia (14.9 por ciento), Dinamarca (15.7 por ciento), Eslovenia (16.6 por ciento), Holanda (17.2 por ciento) y Alemania y República Checa (18.5 por ciento ambos).

La CE caracteriza como riesgo de pobreza o exclusión social el hecho de vivir en un hogar con severa carencia material, en el que los miembros en edad laboral tiene una baja intensidad de trabajo y carecen de medios para cubrir sus necesidades básicas.