Gregorio López usó la novela para narrar la Revolución mexicana

El escritor y periodista mexicano Gregorio López y Fuentes, quien nació el 17 de noviembre de 1895, se inició como poeta modernista, para después dedicarse a escribir novelas en las que narraba el...

El escritor y periodista mexicano Gregorio López y Fuentes, quien nació el 17 de noviembre de 1895, se inició como poeta modernista, para después dedicarse a escribir novelas en las que narraba el período de la revolución y las decepciones del campesinado mexicano.

Destacado por obras como amento” (1931), “Tierra” (1932), “¡Mi general!” (1934) y “El indio” (1935), vio la primera luz en El Mamey, rancho cercano a Zontecomatlán, Veracruz.

Según sus biógrafos, López y Fuentes comenzó a escribir a los 15 años, época en la que la revolución estaba en pleno apogeo, siendo éste el principal tema abordado en muchos de sus libros.

La Enciclopedia Británica (britannica.com) señala que en sus años de juventud pasó mucho tiempo en el almacén de su padre, donde entró en contacto con los indios, campesinos y obreros de la región, cuyas vidas describiría más tarde con una visión profunda.

Por su parte, la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes dice que publicó sus primeros artículos en la revista “Nosotros” y en “El Maestro”. Junto con José Vasconcelos (1882–1959) y Antonio Caso (1883–1946).

Su primera novela “El vagabundo” fue publicada en la revista de “El Universal” en 1922 y dos años más tarde apareció “El alma del poblacho”, mismo año en el que se convirtió en redactor de “El Universal Gráfico”, para convertirse en su director, en 1937.

López y Fuentes fue merecedor del Premio Nacional de Literatura en 1935 por su novela “El indio”; colaboró con la Fundación de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos y fungió como profesor de la Escuela Normal de Profesores. El escritor falleció en la Ciudad de México el 10 de diciembre de 1966.