Sustentabilidad y bienestar de trabajadores preocupan a sector textil

La industria textil y del vestido se caracteriza por la velocidad con la que se mueven sus productos, debido a la alta demanda que genera el consumo de ropa, lo que a su vez genera múltiples...

La industria textil y del vestido se caracteriza por la velocidad con la que se mueven sus productos, debido a la alta demanda que genera el consumo de ropa, lo que a su vez genera múltiples problemas a nivel social y ambiental.

Al ser la ropa un producto de primera necesidad, la industria siempre encontrará consumidores que cambian constantemente de atuendo y que al hacerlo aumentan en automático el consumo energético y el uso de recursos naturales y humanos, por lo que la industria tiene grandes retos en materia de sustentabilidad.

En entrevista con Notimex, la gerente de Fundación C&A, Patricia Barroso, comentó que la dinámica de la industria pierde de vista el valor de las personas, ya que exige mucho consumo en poco tiempo y a bajo precio.

“Hemos entrado en una dinámica de mucho consumo, rápido y a bajo precio, y para conseguir esos bajos precios lo estamos haciendo a costa de la dignidad y la vida humana. Eso es insostenible, no podemos seguir explotando gente para tener una playera. La fundación lo que trata de hacer es liderar la conversación para sensibilizar”, dijo.

Según explicó, esta problemática que enfrenta la industria textil no sólo la deben ver las ONG que cuidan el medio ambiente o que luchan por los derechos de los trabajadores, tiene que ser una conjunción entre empresas, gobiernos, sindicatos y trabajadores de la industria y con ello sensibilizar al consumidor.

Expuso que las redes sociales son un buen aliado no sólo para denunciar los abusos y los excesos de los actores de la industria, sino una plataforma para proponer soluciones en las que todos colaboren para obtener un bien común, que es hacer del hecho de cubrir una necesidad básica una actividad sustentable.

Opinó que para encontrar un punto medio entre sustentabilidad, dignidad humana y consumo se requiere de colaboración y no sólo de responsabilizar a las marcas por los que ocurre en todo el mundo, ya que todos somos consumidores de la industria textil y de la moda.

“No se trata de dejar de consumir, no se trata de invitar a que entremos a una recesión, no se trata de señalar, de criticar y juzgar, se trata de colaboración para dar un mayor paso hacia las buenas prácticas, ese es el objetivo”, apuntó

Fundación C&A y Ashoka, que es una organización que se encarga de unir a los distintos actores de la industria, sumaron esfuerzos con el compromiso de mejorar las condiciones de vida de los trabajadores de la industria y dar sustentabilidad a la misma.

Ashoka realizó un estudio sobre las barreras que impiden mejoras en la industria textil, para que éstas se puedan ver en la debida profundidad y que los actores de la rama puedan entretejer las mejores soluciones en beneficio de todos y del planeta.

Según se informó, el mapeo de esta investigación muestra los puntos problemáticos y las estrategias a seguir, a fin de incluir a toda la población hacia un consumo y una producción responsable, sin que eso signifique dejar de vestirse, incluso a la moda.