Centro Biomédico de Occidente concentra mayor número de investigadores

El Centro de Investigación Biomédica de Occidente es el más grande en infraestructura y en número de investigadores a nivel nacional, en relación a los cinco centros de la especialidad con que cuenta...

El Centro de Investigación Biomédica de Occidente es el más grande en infraestructura y en número de investigadores a nivel nacional, en relación a los cinco centros de la especialidad con que cuenta el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El director general del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO) del IMSS Jalisco, José Sánchez Corona, agregó que actualmente cuentan con una plantilla de 38 investigadores.

Detalló que esta sede consta de una construcción de dos mil 500 metros cuadrados y en ella se encuentran las cinco divisiones que integran este centro: Genética, Medicina Molecular, Neurociencias, Investigación Quirúrgica e Inmunología.

"Este es el centro más grande, fue construido exprofeso para hacer investigación médica en aras de elevar la calidad de la medicina que recibe el derechohabiente, es el que tiene más investigadores, están en el CIBO 8 por ciento de los 472 del IMSS a nivel nacional", dijo.

Señaló que más allá de la infraestructura, el CIBO es referencia a nivel nacional e internacional por la calidad de sus investigaciones y de sus aportaciones al diagnóstico y pronóstico de diversas enfermedades.

"La calidad es lo importante, lo que ha generado que seamos referencia en México y en América Latina, que nos hace competitivos y nos equipara con grupos de investigadores de Estados Unidos y Europa", añadió.

Manifestó que hasta antes de la instauración del CIBO, "poco o nada se sabía de enfermedades como la fibrosis quística, los trastornos de coagulación, las anemias hemolíticas y las patologías lisosomales o raras".

Explicó que antes no se estudiaban trastornos de la coagulación, "hoy somos referencia para hemofilia y también en otras enfermedades como fibrosis quística; se pensaba incluso que ésta no existía, hasta 1992 que nos dimos a la tarea de difundir el cuadro clínico".

"Una vez que se establece el diagnóstico preciso se da el tratamiento específico que va rodeado de información, pronósticos y factores predictivos", enfatizó.

Sánchez Corona precisó que el CIBO es formador de recursos humanos de muy alta calidad; de hecho cuenta con 51 programas de colaboración intra y extra institucionales, de los cuales nueve se desarrollan en el extranjero en sedes como Estados Unidos, Francia, España, Inglaterra y Alemania.

Resaltó que el CIBO realiza estudios citogenéticos, los relativos a enzimas lisosomales, los diagnósticos de casos de retraso mental ligados al cromosoma X, los de hemoglobinopatías, de fibrosis quística y de desórdenes de coagulación.

Destacó que los investigadores del CIBO elaboran estudios de tamizaje metabólico y pruebas de genotipificación de resistencia a los antiretrovirales en el laboratorio de inmunodeficiencia y retrovirus humanos.