Profepa orienta para aprovechamiento adecuado de mar en Guerrero

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el estado realizó foros informativos en materia de impacto ambiental en seis municipios sobre el uso y aprovechamiento de la Zona...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) en el estado realizó foros informativos en materia de impacto ambiental en seis municipios sobre el uso y aprovechamiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat).

La dependencia federal informó que las ponencias fueron impartidas a concesionarios, permisionarios, restauranteros que se ubican en la Costa Grande, con el fin de fomentar el cumplimiento de la legislación ambiental y patrimonial de la Zofemat.

En un comunicado se informó que entre los temas expuestos fue el uso y aprovechamiento de la zona federal y su explotación, terrenos ganados al mar, playas marítimas o cualquier otro depósito que se forme con agua de mar.

Se advirtió que el uso que se de a la zona federal marítima terrestre, se deberán considerar sus características para determinar el uso que se dará, previa autorización por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Se informó que la Semarnat es la encargada de autorizar los permiso transitorios o título de concesión, según sea el caso, mediante el cual se establecen en forma detallada las bases y condiciones de su expedición.

El titular de la concesión estará obligado a su cabal cumplimiento, de lo contrario podría ser objeto de una sanción ya sea económica, penal o la revocación del documento expedido.

En el caso de la Evaluación de Impacto Ambiental, los inspectores de la Profepa señalaron que ésta se refiere al procedimiento a través del cual la Semarnat establece los términos y condicionantes a los que se sujetará la realización de toda obra o actividad que pueda causar un desequilibrio ecológico.

Se explicó que el desequilibrio puede deberse a la realización de alguna obra como la extracción de material pétreo; obras y actividades en humedales, manglares, lagunas, ríos, lagos y esteros conectados con el mar.

También daña al ambiente el cambio de uso de suelo en terrenos forestales; desarrollos inmobiliarios que afecten los ecosistemas costeros.