Obra teatral de cómo deben respetar a mujeres, en Tijuana

El Centro Cultural Tijuana presentó una obra teatral de cómo se deben de respetar las mujeres ante diversas situaciones con sus parejas, dado que muchas se dejan ofender con tal de estar acompañadas...

El Centro Cultural Tijuana presentó una obra teatral de cómo se deben de respetar las mujeres ante diversas situaciones con sus parejas, dado que muchas se dejan ofender con tal de estar acompañadas.

La obra de teatro Por qué los hombres aman a las cabronas brindó una guía a las asistentes de Tijuana de la forma en que las ven los hombres cuando su forma de actuar es demasiado buena y también del respeto que inspiran cuando su comportamiento es diferente.

La sala de espectáculos del Centro Cultural Tijuana, lució completamente llena, tanto de mujeres como de hombres, donde sonrientes, todos disfrutaron de la obra que mostraba los problemas de mujeres que no son tomadas en cuenta por sus parejas.

Las conflictos comunes que tiene la mayoría de las mujeres tanto solteras como casadas de necesitar a un hombre en su vida, o haber tenido a una personas tras ellas y en el momento que la consiguió perdió el interés captó la atención del público fronterizo.

El título fuerte de la obra, en escena muestra a una mujer buena pero fuerte que no deja a un lado su propia vida y no persigue jamás a un hombre y sobre todo, que no permite que su pareja piense que tiene el dominio total sobre ella.

Muestra la obra que una mujer debe de saber lo que quiere y que nunca debe comprometer su integridad pero si tener claridad mental y no dejarse llevar por fantasías románticas, además de permanecer tranquila bajo presión.

Exhibe la puesta en escena que el amor no se basa en la apariencia, sino en la actitud y que es necesaria la irreverencia para tener algo de autoestima porque el ser una mujer abnegada tiene límite.

Durante la obra de teatro, mostraron los actores Marlene Favela, Aleida Núñez y Arturo Carmona que la mujer tiene que tener sentimiento de confianza, libertad y poder, y dejarse orientar cuando es necesario para perder miedos arraigados.