Resultados de comicios en Moldavia y Bulgaria bajo la sombra de Rusia

Los candidados prorrusos en Moldavia y Bulgaria ganaron las elecciones presidenciales en sus respectivos países, lo que define el rumbo de estas naciones del este de Europa que ven favorables las...

Los candidados prorrusos en Moldavia y Bulgaria ganaron las elecciones presidenciales en sus respectivos países, lo que define el rumbo de estas naciones del este de Europa que ven favorables las políticas económicas de Rusia en oposición a la UE.

Los resultados de las elecciones en Moldavia y Bulgaria mostraron que la integración europea no es la vía que necesitan estos estados, afirmó el jefe del Comité para la Comunidad de Estados Independientes de la Duma del Estado de Rusia, Leonid Kaláshnikov.

En las elecciones celebradas en Moldavia lidera con un 52 por ciento de los votos el presidente del Partido de los Socialistas, Igor Dodon, mientras que en Bulgaria vence con un 59.35 por ciento el también socialista Rumen Radev.

El diputado ruso destacó que le alegran los resultados de las elecciones en Moldavia, donde lidera el socialista Dodon.

"Es una oportunidad para el presidente electo que llama a desarrollar la integración euroasiática", explicó Kalashnikov, quien añadió que Dodon tiene de momento "las manos un poco atadas".

Las elecciones en Bulgaria y Moldavia fueron ganados por dos candidatos cercanos a Rusia y Vladimir Putin, y críticos con la Unión Europea.

En ambos casos, según los periodistas y observadores que han pesado cansancio de los votantes para los distintos casos de corrupción en los que estaban involucrados los gobiernos anteriores y la pobreza generalizada entre los ciudadanos.

Según The Wall Street Journal, los resultados de las elecciones en ambos países "ilustran las grietas crecientes existentes en el cemento de la Unión Europea que ayudó a reconstruir Europa Central y Europa del Oeste después de la caída de la Unión Soviética".

En Moldavia y Bulgaria, el tono de las dos nuevas campañas presidenciales ha sido más "caluroso" hacia Rusia y "más crítico" hacia el bloque europeo, al que culpan de su lento progreso económico.

Dodon, líder del Partido de los Socialistas de Moldavia (PSRM), anunció su intención de lograr que se celebren elecciones parlamentarias anticipadas en el país, de acuerdo a la cadena televisiva Rossiya 24.

"Creemos que el acuerdo de asociación (con la UE) firmado hace dos años no logró mejorar la calidad de vida en Moldavia, abogamos por la cooperación estratégica con Rusia, pero para dar esos pasos (…) hace falta celebrar comicios parlamentarios anticipados", señaló.

Dodon destacó que en su primera visita oficial se dirigirá a Moscú y expresó su esperanza de que "comencemos a resolver los asuntos complicados que figuran en nuestra agenda bilateral".

En Bulgaria, el candidato independiente Rumen Radev, un exgeneral al que se le atribuyen simpatías hacia Moscú, ganó las elecciones presidenciales con el 58 por ciento de los votos, lo que ha provocado la caída del primer ministro, Boyko Borisov

El fracaso de su rival, la oficialista Tsetska Tsacheva, que ha obtenido un 35 por ciento abre una crisis en el Ejecutivo, ya que el primer ministro, Boyko Borisov, prometió dimitir si no ganaba su candidata.

El candidato socialista se mostró favorable a un levantamiento de las sanciones europeas contra Rusia y declaró que "Crimea (península ucraniana que en referendo decidió unirse a la federación rusa en 2014) es de Rusia".

Más allá de los vínculos culturales e históricos entre Bulgaria y Rusia, el sector energético búlgaro es ampliamente dependiente de la poderosa presencia rusa.

En una entrevista Radev, quien se presentó como candidato independiente aunque contó con el apoyo del Partido Socialista, la principal fuerza opositora, sostuvo que "perdimos mucho designando a Rusia como más o menos un enemigo".

"Bulgaria debe ser leal miembro de la UE y de la OTAN, pero esto no significa que no deba ser crítica con estas uniones. La pertenencia del país a estas organizaciones no significa que debe considerar a Rusia como enemigo", manifestó.