Promueve asambleísta crear ley sobre aprovechamiento y uso de subsuelo

Al considerar que la regulación del suelo es un tema importante para la planeación y ordenamiento de la capital del país, el diputado Leonel Luna Estrada promovió crear la ley de uso y...

Al considerar que la regulación del suelo es un tema importante para la planeación y ordenamiento de la capital del país, el diputado Leonel Luna Estrada promovió crear la ley de uso y aprovechamiento del subsuelo de la Ciudad de México.

La propuesta destaca la necesidad de crear un organismo que coordine administrativamente a los distintos usuarios del subsuelo, como es el caso de los servicios del agua, electricidad, telecomunicaciones y el gas, que representan un eje esencial para el desarrollo económico y social de esta capital.

El coordinador de la bancada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) comentó que al interior del subsuelo de la Ciudad de México hay una red de tres mil kilómetros de ductos que transportan gas natural, de los casi 18 mil kilómetros que se localizan en el país.

En materia de telecomunicaciones, dijo, operan diversas empresas privadas encargadas de brindar servicios de internet a casi nueve millones de personas, las cuales utilizan redes de fibra óptica.

Lo anterior, abundó, sin incluir los 10 mil 690 kilómetros de tuberías correspondientes a las redes primaria y secundaria de agua potable que corren por el subsuelo de esta capital.

Para el legislador perredista la infraestructura y el subsuelo de la Ciudad de México son una valiosa herramienta para la modernización tecnológica y la captación de recursos que permitan al gobierno capitalino y a las futuras alcaldías obtener recursos adicionales para enfrentar las necesidades presupuestales.

Resaltó que el nuevo organismo definirá y ejecutará un programa estratégico de obra pública que permitirá entre otras cosas, el ahorro, la gestión preventiva de los riesgos y aminore las afectaciones a la comunidad.

Además, dijo, que promueva la creación y actualización de instrumentos normativos para la ciudad respecto a los usos de suelo, elaboración de dictámenes y peritajes sobre el impacto real que en materia de salvaguarda, movilidad, ambiental y patrimonial habrá de tenerse con las obras que se propongan.

También concentrará toda la información sobre las características geotécnicas del subsuelo y la infraestructura existente, además de fijar las reglas a las que deberán ceñirse quienes hagan uso de este recurso.

También, mediante esquemas de mediación como parte de la justicia alternativa se pueda encontrar la protección y salvaguarda de la ciudadanía y solución a las diferencias entre vecinos y usuarios del subsuelo y sobre las discrepancias entre los mismos referente al dominio público de éste.

“El hecho de que la Ciudad de México tenga un organismo técnico-jurídico rector único en materia de instalaciones subterráneas en la ciudad y tenga un inventario actualizado y pormenorizado de la infraestructura y servicio existente, será un logro de vanguardia a nivel nacional”, aseguró.