Aviación regional, lista para trabajar con nueva administración de EUA

Dirigentes de la Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA, por sus siglas en inglés) aseguraron que están listos para trabajar con la próxima administración estadounidense...

Dirigentes de la Asociación Latinoamericana y del Caribe del Transporte Aéreo (ALTA, por sus siglas en inglés) aseguraron que están listos para trabajar con la próxima administración estadounidense que encabezará Donald Trump en temas de la industria, pues “la aviación no está exenta” de los cambios políticos.

"Por lo que seguramente se verán ajustes conforme avance la nueva administración. Estamos listos para trabajar con la nueva administración como lo hemos hecho en el pasado", afirmó el director del organismo regional, Eduardo Iglesias.

En conferencia previa al inicio del Foro Anual Líderes de Aviación ALTA en su edición número 13, que se realiza en esta capital, mencionó que también se han preocupado por ciertas elecciones en Latinoamérica y en Europa, pero Estados Unidos es el mayor mercado de turismo.

"La aviación no está exenta de los cambios políticos, de las elecciones, no es algo nuevo para la industria, lo que sí es nuevo es el nivel de estrés en América Latina por el nuevo gobierno (de Estados Unidos) y las acciones que éste pueda tomar", expuso.

No obstante, el directivo aseguró que cuentan con buenas relaciones con todas las instituciones estadounidenses vinculadas con la industria, como la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés).

El presidente de ALTA, Enrique Cueto, mencionó en otro tema que se requiere que en la región se disminuya los cobros que realizan los aeropuertos, como la Tarifa de Uso Aeroportuario (TUA), y aclaró que no buscan ningún subsidio, pero sí aumentar el movimiento de pasajeros.

Y es que, argumentó, en la actualidad la industria opera con eficiencia, pero "tenemos un problema que son las tasas de embarque, que son más caras que la tarifa aéreas. Si no hacemos eficiencias vamos a volar no por tarifas baratas, sino por impuestos".

En este sentido, expuso que el desafío de la región es que se vuelva a duplicar el movimiento de pasajeros, como lo hiciera en los últimos 10 años, que pasó de 80 millones a más de 200 millones de usuarios , tanto local como internacionalmente.

Eduardo Iglesias comentó que los gobiernos juegan un rol importante en este tema, sobre todo en cómo se establecen las concesiones aeroportuarias. "La aviación no es una autopista, una cárcel, un hospital, la aviación tiene variaciones, subidas y bajadas", dijo.