Con magia del cine mexicanos en Canadá transforman violencia

La amarga experiencia de violencia doméstica que vivió el poeta mexicano Jesús Maya, fue reconstruida por el cineasta independiente Jerónimo Casas en el cortometraje “Canciones”, que se proyecta en...

La amarga experiencia de violencia doméstica que vivió el poeta mexicano Jesús Maya, fue reconstruida por el cineasta independiente Jerónimo Casas en el cortometraje “Canciones”, que se proyecta en varios foros de Toronto.

“Esta historia tiene un mensaje y un fin positivo: Aunque hayamos vivido experiencias crueles, podemos ser diferentes”, dijo a Notimex el director Casas.

El poeta Jesús Maya nació en la colonia San Agustín, de Ecatepec, en el Estado de México, si bien su cumpleaños es el 6 de diciembre, desde hace 20 años lo celebra el día 12 del mismo mes, pues fue el día en que abandonó las drogas y el alcohol.

Con una vida marcada por los problemas de violencia, pobreza y abandono, Jesús debió internarse por cuatro meses en un centro de rehabilitación, donde vio a varios de sus amigos enloquecer y morir, pero él tuvo la fortaleza para recuperarse, de sobreponerse a los “delirios”, según explica en la introducción de su libro “La Tolvanera”.

Tanto sus amargas experiencias familiares, ensombrecidas por un padre alcohólico e iluminadas en ocasiones por el dulce canto de su madre, como su experiencia como inmigrante, pues ha vivido en Toronto desde hace más de 15 años, han marcado su creación literaria.

Sus poesías están impregnadas de crítica social tanto a la violencia familiar como a la discriminación, incluso en un país como Canadá.

La poesía de Jesús Maya está incluida en los libros de antologías: “Iguana, escribir el exilio” y “Lumbre y relumbre”. Su primer libro de poesías y cuentos se titula “La Tolvanera”, editado por Latin American Researchers of Ontario.

“Dicen que la infancia es destino y creo en eso cuando ves algo en la calle que te trae memorias, y eso me motiva a escribir. Crecí en San Agustín, pero existen muchos Ecatepec en varias partes del mundo”, afirmó el poeta en entrevista con Notimex.

Refirió que a pesar de haber crecido en un núcleo de violencia en su vida cotidiana, ahora en Canadá trata de no reproducirla: “Es importante no reproducir esa violencia, ni el sexismo, misoginia o machismo”.

El poema “Canciones” forma parte de su primer libro, editado en 2012, y es la base del cortometraje dirigido por Jerónimo Casas, y en donde actúan, entre otros, los mexicanos Luis Rojas (actor y promotor cultural) y Rosa Cervantes, cantautora y quien compuso una canción para esta producción.

“Las canciones marcan muchas vidas (...) Creo que todos cantamos, y aún después de muertos nos recuerdan con cantos (...) Canciones, siempre las mismas canciones”, escribió Maya.

En el poema y en el corto se narra el recuerdo de una familia disfuncional: un padre borracho, una madre abnegada tratando de complacerlo con tortillas hechas a mano y salsa de molcajete. Niños observando al padre con cerveza y gritando.

“Al crecer en una familia y sociedad machista, llegas a verlo como normal, hasta el mentir es una forma de abrirse paso en nuestra sociedad”, dijo Maya, quien también ha escrito poemas sobre el “ser mexicano”.

Jesús recuerda que en México, cuando se iba la luz “eran momentos para que nos contaran cuentos y canciones”, que es lo que inspira su obra literaria en donde el cineasta Casas “ve muchos olores e imágenes”, que le inspiran para seguir contando estas historias a través del lenguaje del cine.

El director Jerónimo Casas describió la poesía de Maya como “muy cruda y honesta”, pero con mucho colorido, lo que lo inspiró para rodar una historia ubicada en 1989.

En esa historia el hijo de esa familia disfuncional es un inmigrante que vive feliz en Canadá, que no se va de parranda con sus amigos de la construcción, sino que prefiere ir a su casa con su esposa, quien también le hace salsa de molcajete y tejolote.

“Aunque tengas un amargo pasado o un mal recuerdo de un ambiente hostil, puedes cambiar tu presente, tú decides qué camino seguir”, explicó el director, quien trabajó con un equipo de voluntarios durante ocho meses para producir este cortometraje.

El cineasta independiente dijo que lo que busca con este corto es “que la gente se identifique, y dar pausa a decirle puedes cambiar el curso de tu vida, todos tenemos malos recuerdos, pero eres el dueño de tu vida”.

Otro propósito, añadió, es juntar a la comunidad de artistas latinoamericanos y crear este producto para mostrarlo a la misma comunidad como ejemplo de que podemos trabajar juntos.

“Las palabras tienen mucho poder, positivo o negativo, y se puede convertir lo negativo en algo positivo”, acotó.

El cortometraje “Canciones”, en español con subtítulos en inglés, se ha proyectado en la Universidad de York y en otros foros, como un “regalo” a la comunidad hispana.

El creador de esta historia, quien ha visto “con cierta pena” pasar de la intimidad de su poema a la ventana pública del cine, dijo con modestia que prefiere sentirse que “soy una parte de un todo, una de tantas experiencias que hay, mi vida como inmigrante no es muy diferente a la de los demás”.

El equipo latino de producción ahora trabaja en un segundo corto de la serie, esta vez con el poema “Fe de ratas”, también de Jesús Maya, quien escribió: “Las (ratas) recién nacidas no son feas, son de piel rosada, suave y delicada. Son curiosas. Podrías amarlas”.