Fuerzas iraquíes arrebatan a los yihadistas la ciudad de Nimrud

Las fuerzas iraquíes liberaron hoy completamente la ciudad de Nimrud —capital del imperio asirio— de manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI), como parte de su ofensiva lanzada hace casi un mes...

Las fuerzas iraquíes liberaron hoy completamente la ciudad de Nimrud —capital del imperio asirio— de manos del grupo yihadista Estado Islámico (EI), como parte de su ofensiva lanzada hace casi un mes para recuperar la norteña Mosul.

Después de que las tropas de la novena división armada reconquistaron Nimrud, ocupada por el EI hace dos años, izaron la bandera iraquí sobre sus edificios, informó el comandante de las Fuerzas Especiales, el general de brigada Abdul Amir Yarallah.

Las fuerzas iraquíes también recuperaron este domingo la aldea de Al Naamaniya, al sur de Nimrud, un día después de haber expulsado a los yihadistas de Abas al Rayab, otra población de la comarca de Nimrud, según la cadena árabe Al Arabiya.

Las nuevas victorias de las tropas iraquíes se enmarcan en la amplia ofensiva militar lanzada el pasado 17 de octubre para recuperar Mosul, la segunda ciudad de Irak y el último bastión del EI en Irak.

Nimrud fue demolida el año pasado durante la campaña del EI para destruir símbolos adorados por los musulmanes sunitas, incluso imágenes de video mostraron a sus combatientes destruyendo reliquias con taladros eléctricos y explosivos.

El EI destruyó con excavadoras y explosivos algunos de los monumentos más notables, entre ellos el templo de Nabu, de dos mil 800 años de antigüedad y dedicado al dios mesopotamio de la sabiduría y la escritura.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) describió las acciones de los yihadistas en Nimrud como crímenes de guerra.

Nimrud, una joya del imperio asirio fundada en el siglo XIII antes de Cristo, se encuentra a 30 kilómetros de la ciudad de Mosul, donde las fuerzas iraquíes, con el apoyo de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, luchan contra el EI por el control de la urbe.

El Estado Islámico condena la idolatría, razón por la cual destruye las estatuas que representan seres humanos o animales.

El grupo yihadista ha destruido, total o parcialmente, varios sitios arquelógicos, tanto en Irak como en Siria, además se ha dedicado al tráfico de piezas arqueológicas para financiar sus operaciones terroristas.