Sting devuelve la música y la vida a la Sala Bataclan un año después

La estrella de rock Sting reinaguró hoy el Bataclan, una sala de conciertos de París, escenario -hace casi un año -de un cruento ataque de militantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI). "No los...

La estrella de rock Sting reinaguró hoy el Bataclan, una sala de conciertos de París, escenario -hace casi un año -de un cruento ataque de militantes del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

"No los olvidaremos", dijo el cantante a la multitud en francés después de un minuto de silencio por 130 personas que perdieron la vida en una noche de ataques con armas y bombas el 13 de noviembre de 2015.

La sala Bataclan de París fue convertida por extremistas suicidas en un baño de sangre matando a 90 personas en su interior con armas automáticas y cinturones de explosivos.

Los ataques coordinados perpetrados en París fueron el peor atentado extremista en la historia de Francia.

"Esta noche tenemos dos tareas que cumplir: primero recordar a los que perdieron la vida en el ataque y luego celebrar la vida y la música en este lugar histórico".

Sting comenzó el concierto con su canción Frágil, cantando: "nada viene de la violencia y nada lo hará" cuando el salón, cuyo aforo máximo es de mil 497 personas, estaba a reventar.

Luego el músico británico, exlíder de la legendaria banda Police, cantó grandes éxitos como ‘Message in a Bottle’ y ‘Englishman in New York’ y cerró con uno de sus temas más reconocidos, ‘Roxanne', una canción que compuso en París.

Inaugurado como teatro en 1865, el Bataclan va a "hacer mucho ruido", según Jérôme Langlet, responsable de la empresa propietaria del local. "Un año después de los atentados, Francia y el mundo entero van a ver que el Bataclan renace".

Decenas de supervivientes del asalto al salón de conciertos asistieron al concierto, en lo que fue el mayor evento este fin de semana de una serie de conmemoraciones más discretas en memoria por las personas que murieron en el ataque masivo.

Familiares de las víctimas, medios de comunicación y la ministra de Cultura, Audrey Azoulay, asistieron al concierto por el cual Sting no recibió ni un euro.

Sting también rindió homenaje a los grandes nombres del mundo de la música que murieron el año pasado: "David Bowie, Prince, Lemmy de Motorhead, Glenn Fry y Leonard Cohen".

La ola de ataques de grupos del Estado islámico sacudió profundamente a Francia, pero el primer ministro Manuel Valls prometió este sábado que el "terrorismo islamista" será derrotado de una vez por todas.

Mañana domingo, aniversario de los atentados, el presidente François Hollande y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, desvelarán una placa en memoria de los caídos en las afuera del Bataclán.

Un año después, nueve personas de los cerca de 400 heridos en el violento incidente todavía están en el hospital.

Los boletos del concierto de Sting, que duró casi una hora, se agotaron en cuestión de minutos luego de salir a la venta el martes pasado, mientras el cantante donó los ingresos a dos organizaciones benéficas de supervivientes.

La asociación Life for Paris lanzó globos y por la noche se depositaron farolillos, símbolos de esperanza y de vida, en el Canal Saint Martin, cerca de las terrazas blanco de los atentados.

La asociación "13 de noviembre: fraternidad y verdad" llamó a los franceses a participar en las conmemoraciones poniendo una vela en sus ventanas.