Buscan reducir índices delictivos en tres municipios de Colima

Dependencias e instituciones de los tres niveles de gobierno señalaron que reforzarán acciones para disminuir los índices delictivos en tres municipios del estado.En un comunicado, el gobierno...

Dependencias e instituciones de los tres niveles de gobierno señalaron que reforzarán acciones para disminuir los índices delictivos en tres municipios del estado.

En un comunicado, el gobierno estatal apuntó que estas actividades forman parte del propósito de neutralizar los objetivos generadores de violencia en los municipios con los mayores índices delictivos, entre ellos los de Tecomán, Manzanillo y Colima.

Indicó que, por ello, “el gobierno federal, en coordinación con los tres órdenes de gobierno, lleva a cabo una estrategia para acotar a los blancos generadores de violencia”.

Explicó que, en el ámbito de sus competencias y bajo un esquema de legalidad y respeto a los derechos humanos, “las dependencias federales, estatales y municipales realizan coordinadamente actividades de inteligencia, jurídicas, operativas y mediáticas”.

Destacó que el brazo operativo de esta estrategia está conformado principalmente por personal de la Sexta Región Naval, de la Vigésima Zona Militar, Secretaría de Gobernación y policías Federal, Estatal y Municipal.

“Asimismo, con Bases de Operaciones Mixtas (BOM), que se encuentran establecidas en los municipios de Manzanillo, Tecomán y Colima, atendiendo la información que se genera en las dependencias del estado y por la denuncia ciudadana que realiza la sociedad, que en general demanda una mayor seguridad en su entorno”, indicó.

Recordó que, con esta estrategia, el gobierno federal ha logrado importantes resultados en materia de seguridad, como es la detención de 101 de los 122 blancos prioritarios, y la desarticulación de sus grupos criminales.

En ese sentido, detalló que de los 2 mil 457 municipios del país, 50 concentran el 42 por ciento de homicidios dolosos a nivel nacional, delito que aunado al robo patrimonial, asalto y extorsión, así como pago de piso, genera una percepción de inseguridad en la población.