Analizan en Miami posible distanciamiento EUA-Cuba con Trump

La posibilidad de que “el deshielo” de la relación entre Cuba y Estados Unidos sea revertido con la llegada de Donald Trump a la presidencia fue comentada hoy aquí por exiliados cubanos, activistas y...

La posibilidad de que “el deshielo” de la relación entre Cuba y Estados Unidos sea revertido con la llegada de Donald Trump a la presidencia fue comentada hoy aquí por exiliados cubanos, activistas y analistas.

La posibilidad, incluso, de que “regresamos a la guerra fría con Cuba” fue mencionada por Frank Mora, profesor de la Universidad Internacional de la Florida y subsecretario adjunto de Defensa para América Latina entre el 2009 y el 2013.

En sus visitas a Miami, Florida, Trump aseguró en varias ocasiones que iba a revertir mucho de lo que había hecho el presidente Barack Obama con Cuba, señaló el especialista.

Por su parte, el líder opositor cubano Guillermo Fariñas dijo en una visita a Miami que si Trump cumple con lo que ha dicho “va a hacer cambios y a revertir todo lo que sea desventajoso para el pueblo cubano”.

“Creo que la intención de él (Trump) va a ser más económica, lo que vea desde un punto de vista más comercial, y mantenga algún tipo de apertura con el gobierno de Cuba y quizá algunas de las medidas que están en vigor las deje sin efecto”, señaló Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia.

Sánchez no descartó, incluso, que pueda haber una negociación en la que esté inmiscuido el gobierno de Moscú. “Rusia quiere volver a entrar en Cuba”, agregó.

Desde diciembre de 2014, el gobierno de Obama anunció un acercamiento hacia Cuba, un cambio drástico a más de 50 anos de enemistad y que culminó con el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

La administración de Obama alivió las sanciones económicas hacia la isla caribeña y reanudó vuelos comerciales y cruceros con fines culturales, entre otras medidas.

Pero qué fue lo que dijo Trump en sus visitas a Miami para cortejar el voto cubano-estadunidense. Inició apoyando las relaciones con la isla, pero dejando claro que él hubiera logrado “un mejor acuerdo”.

Luego prometió revertir el proceso iniciado por Obama “si no conseguimos el trato que queremos y el acuerdo que se merece la gente que vive en Cuba y aquí, inclusive que proteja libertades políticas y religiosas”.

Finalmente en una visita a los veteranos de la fallida invasión de Bahía de Cochinos, dijo que piensa estar del lado de la libertad de Cuba, elogió a las Damas de Blanco y a todos los que pelean dentro de la isla.

Por lo pronto, el gobierno del mandatario Raúl Castro envió una breve felicitación a Trump por su triunfo en las elecciones presidenciales del martes pasado, pero Cuba anunció cinco días de ejercicios militares, según el diario cubano Granma.

Estos ejercicios se realizan desde 1980, pero se habían suspendido desde hace tres años, antes del anuncio del “deshielo” de las relaciones entre los dos países.