Presidente de Sudáfrica libra moción de censura en Parlamento

El presidente sudafricano Jacob Zuma sobrevivió hoy a una nueva moción de censura en el Parlamento, la cual había sido promovida por la oposición política tras la publicación de un informe que lo...

El presidente sudafricano Jacob Zuma sobrevivió hoy a una nueva moción de censura en el Parlamento, la cual había sido promovida por la oposición política tras la publicación de un informe que lo involucra en un escándalo de corrupción.

La moción, presentada por la opositora Alianza Democrática (AD), fue rechazada por 241 diputados frente a 126 que se pronunciaron a favor y una abstención, mientras que 58 legisladores estuvieron ausentes en la sesión celebrada este jueves.

Durante el debate de la moción, la AD y otros partidos opositores calificaron a Zuma como corrupto, acusándolo de ser uno de los presidentes del grupo Gupta, empresa india involucrada en el escándalo junto con altos funcionarios del gobierno, incluido el mandatario.

La sesión se desarrolló en un ambiente muy tenso y el vicepresidente parlamentario Lechesa Tsenoli se vio en dificultades para mantener la paz cuando los diputados estallaron en cólera, se insultaron e intentaron golpearse, según reportes del sitio web de noticias News 24.

Los legisladores de la oposición en la Asamblea Nacional, cámara baja del Parlamento, describieron a Zuma como “dictador” y “líder irremediablemente descalificado”, pidieron su dimisión y llamaron al gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) a restructurarse.

El escándalo de corrupción estalló hace una semana con la publicación del informe oficial “La captura del Estado” que reveló evidencias de tráfico de influencias y corrupción entre la cúpula del gobierno sudafricano y la millonaria familia Gupta.

El reporte elaborado por el Defensor del Pueblo señala que Zuma y Gupta tienen vínculos a través del hijo del presidente sudafricano y que han ejercido influencia política indebida para el nombramiento de los ministros, pero las partes implicadas han negado los señalamientos.

Zuma contó con el apoyo del CNA -que controla cerca de dos tercios de los 400 escaños parlamentarios- para superar el voto de no confianza, que es el tercero al cual ha sobrevivido este año, después de una moción de censura y un voto de destitución por otros escándalos.

El Defensor del Pueblo requirió una investigación judicial sobre las acusaciones contra el presidente de 74 años y la familia de negocios Gupta, que dirige un imperio en medios de comunicación, minería, transporte y otros sectores de Sudáfrica.