Proyectiles lanzados desde Yemen hieren a 14 civiles en Arabia Saudita

Varios de proyectiles lanzados desde Yemen, por presuntos rebeldes Houthi, hirieron hoy a 14 civiles en la región de Asir, sur de Arabia Saudita, en el último de una serie de ataques...

Varios de proyectiles lanzados desde Yemen, por presuntos rebeldes Houthi, hirieron hoy a 14 civiles en la región de Asir, sur de Arabia Saudita, en el último de una serie de ataques transfronterizos ante la intervención árabe en el conflicto yemenita.

“Al menos 14 civiles han resultado heridos este jueves por proyectiles disparados por los rebeldes yemenitas Houthi hacia la provincia de al-Janoub de Dhahran, en la región de Asir, Arabia Saudita, cerca de la frontera con Yemen”, informó el coronel coronel Mohammed al-Assemi.

En declaraciones a la agencia informativa Saudi Press Agency (SPA), el

portavoz la Defensa Civil de Arabia Saudita explicó que 13 de los lesionados son ciudadanos sauditas y el otro es un hombre expatriado de Bangladesh

"Las víctimas sufrieron diversas lesiones y fueron llevadas al hospital para tratamiento", destacó al-Assemi, tras precisar que los misiles también dañaron tres viviendas.

El ataque es el último de una serie de ataques transfronterizos, que los rebeldes yemenitas Houthi, conocidos de manera oficial como Movimiento Ansar Allah (Ansarola "Los partidarios de Dios") han lanzado contra el reino por su intervención en el conflicto en Yemen.

La República de Yemen ha permanecido sumido en el caos desde hace más de dos años, cuando tropas rebeldes tomaron el control de la sede del gobierno, el aeropuerto, escuelas y varios edificios público de Saná, obligando al presidente Abd Rabbah Mansur Hadi a huir.

Desde el pasado 26 de marzo de 2015 y a petición de Yemen, una coalición de nueve países árabes, liderada por Arabia Saudita, impulsa una ofensiva militar contra la milicia Houthi, en busca de restablecer al presidente Hadi en el poder.

Según estimaciones de las Naciones Unidas (ONU), al menos 32 mil 200 personas han muerto en Yemen desde que comenzó el conflicto armado el 28 de septiembre de 2014, la mayoría de ellos civiles, mientras que al menos 21 millones necesitan ayuda humanitaria urgente.

Los ataque ocurren en momentos en que el enviado especial de la ONU para Yemen, Ismail Uld Cheikh Ahmed, busca un acercamiento con el presidente yemenita y representantes del movimiento rebelde para su propuesta de paz.

Sin embargo, tanto la milicia rebelde como el gobierno de Hadi, reconocido por la comunidad internacional, han expresados su rechazo a la propuesta de paz impulsada por Ahmed por considerarla contrarias a sus demandas.

En una entrevista al diario árabe AlKhaleej on line, el presidente yemenita dijo que rechazaría la “hoja de ruta” presentada por el enviado de ONU para la paz en Yemen, argumentando que su aceptación sería una "traición a la sangre de los mártires".

De acuerdo con el mandatario yemenita, el plan de paz de Ahmed “legaliza el golpe” llevado a cabo por los rebeldes Houthis con apoyo de las fuerzas leales al derrocado presidente Ali Abdullah Saleh y fuerzas iraníes.

Además de que la “hoja de ruta” margina el papel de Hadi en un periodo de transición propuesto, ya que estipula tener un vicepresidente que tiene el poder del presidente y a quien se le pedirá eligir un carácter nacional para formar un gobierno.