Sedatu continúa trabajos de reconstrucción en sierra de Puebla

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en Puebla continúa los trabajos de reconstrucción en los municipios afectados por la tormenta Earl en agosto pasado, aseguró el...

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en Puebla continúa los trabajos de reconstrucción en los municipios afectados por la tormenta Earl en agosto pasado, aseguró el delegado Román Lazcano Fernández.

En conferencia de prensa detalló las obras que ha emprendido la Sedatu en coordinación con otras autoridades del Gobierno Federal, siendo el gran pendiente la reubicación de cientos de familias asentadas en varios municipios de la Sierra Norte de Puebla.

Apuntó que el Gobierno Federal, en coordinación con la autoridad estatal, trabaja en la reubicación de 118 viviendas, principalmente de los municipios Huauchinango, Jaltepec, Tlaola y Chicahuaxtla.

“Hemos encontrado ciertas complicaciones para encontrar los terrenos respectivos y con ello llevar a cabo el inicio de las reubicaciones; ante esta situación coincidimos en que no existe en este momento el terreno propicio para llevar a cabo la reubicación en forma conjunta a las personas afectadas”, precisó.

Lazcano Fernández abundó que necesitan cerca de 50 mil metros cuadrados, de cinco a seis hectáreas, que puedan estar en un solo lugar con infraestructura básica propia como agua potable, drenaje, alcantarillado y servicios públicos para llevar a cabo la reubicación.

Destacó que la mayoría de las personas afectadas por las lluvias generadas por la tormenta Earl se encontraban en zonas irregulares, pero el Gobierno Federal lleva un programa de reubicación, sin embargo no logran encontrar los predios para cumplir con el compromiso.

A esta situación se suma que los damnificados propios de comunidades indígenas se niegan a cambiar de residencia. Además existe secrecía por parte de las autoridades municipales porque propietarios de predios comienzan a especular en el costo de los terrenos.

Son 280 mil pesos por vivienda, de los cuales 120 mil pesos son para la construcción, más 80 mil pesos de servicios, más 80 mil pesos por terreno para la vivienda.

Agregó que en el caso del gobierno municipal de Huauchinango hay total disposición para encontrar los terrenos y dotarlos de servicios públicos, pero en el caso de Chicahuaxtla y Tlaola las localidades más cercanas para la reubicación están a 45 minutos de distancia, situación que inconforma a los damnificados.