Grupos civiles urgen a Trump a comprometerse con los derechos humanos

Grupos civiles de Estados Unidos urgieron hoy al presidente electo Donald Trump a que abandone la retórica que promueve el odio y a que, en cambio, se comprometa con la legalidad y la promoción de...

Grupos civiles de Estados Unidos urgieron hoy al presidente electo Donald Trump a que abandone la retórica que promueve el odio y a que, en cambio, se comprometa con la legalidad y la promoción de los derechos humanos en este país.

Kenneth Roth, director ejecutivo de la organización Human Rights Watch (HRW), destacó que es momento de que Trump gobierne para todos los estadunidenses, y recordó que los derechos humanos no pueden ser simplemente eliminados mediante el voto.

“Es importante que Donald Trump reconozca que un presidente fuerte no es alguien que se ensaña con los marginados y las personas en desventaja. Un presidente fuerte protege los derechos de todos”, expresó Roth.

El grupo humanitario Amnistía Internacional (AI) pidió a Trump dejar en el pasado la retórica de la campaña y comprometerse con las obligaciones legales que tiene Estados Unidos en materia de derechos humanos, tanto dentro del país como a nivel internacional.

Margaret Huang, directora ejecutiva de AI en Estados Unidos, señaló que Trump delineó propuestas “muy perturbadoras” durante su campaña presidencial, algunas de las cuales claramente serían violatorias del derecho internacional.

“Las declaraciones xenofóbicas, sexistas y de odio hechas por Trump no tienen lugar dentro de un gobierno. El presidente electo Trump debe comprometerse con refrendar los derechos humanos de todos sin discriminación”, sostuvo Huang.

En su campaña presidencial, Trump planteó propuestas como vetar la entrada y crear campos de internamiento para musulmanes, emplear la tortura, deportar sin juicio a inmigrantes, utilizar la prisión militar en Guantánamo, matar a familias de terroristas y penalizar a mujeres que aborten.

En ese sentido, la Unión Estadunidense para las Libertades Civiles (ACLU) urgió al republicano a reconsiderar sus propuestas que contradigan la Constitución de Estados Unidos.

Anthony Romero, director ejecutivo de la ACLU, manifestó que las propuestas no son simplemente ajenas a la tradición de Estados Unidos, sino que son ilegales, por lo que advirtió que millones de los simpatizantes de este grupo civil defenderían sus derechos.

“Una cosa es cierta: nos mantendremos eternamente vigilantes cada día de su presidencia, y cuando deje la Oficina Oval también haremos lo mismo con su sucesor”, puntualizó Romero.

Grupos civiles enfocados en promover y proteger los derechos de los migrantes, urgieron también a Trump a olvidar su retórica contra los extranjeros, debido a que causa terror entre esta población y promueve el odio y resentimiento en contra de estas personas.

Steven Choi, director ejecutivo de la Coalición para la Inmigración de Nueva York, solicitó al presidente electo ayuda para combatir el odio contra los inmigrantes, que finalmente son la espina dorsal de un país como Estados Unidos.

“Redoblaremos nuestros esfuerzos para proteger a nuestras comunidades del odio y de los ataques antiinmigrantes; nos prepararemos contra cualquier violencia; y trabajaremos con nuestros funcionarios electos en el estado y en la ciudad para que nos den el apoyo necesario”, dijo Choi.

Javier Valdés, codirector de Se Hace Camino Nueva York, afirmó por su parte que “este era el día más negro para nuestra comunidad”, en referencia a los migrantes y en especial a aquellos que son latinos.

“Mañana empezaremos el trabajo duro de avanzar nuestro movimiento de resistencia a la plataforma antiinmigrante y antifamilias trabajadoras planteadas por Trump. Y nos dedicaremos a la larga marcha para derrotar el odio y la exclusión”, enfatizó Valdés.