Senadores del PRI piden avanzar en prosperidad de México y EUA

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reconoció al pueblo de Estados Unidos por la jornada cívica que vivió este martes y felicitó al presidente electo Donald Trump...

El Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reconoció al pueblo de Estados Unidos por la jornada cívica que vivió este martes y felicitó al presidente electo Donald Trump, así como a senadores y congresistas que fueron elegidos.

En un comunicado, el coordinador del PRI, Emilio Gamboa Patrón, reiteró la decisión de ese grupo por fortalecer los vínculos de cooperación y comunicación entre el Senado de la República y el Congreso estadounidense para continuar con nexos de prosperidad para ambos países.

"La relación bilateral de México y Estados Unidos está sólida porque se basa en el reconocimiento mutuo, pero además es estratégica, ya que la agenda de ambas naciones coincide en innumerables aspectos, como el comercial, económico, la seguridad del hemisferio, el cuidado del medio ambiente, pero sobre todo el bienestar de los pueblos", dijo.

El legislador sostuvo que se debe seguir fortaleciendo la interlocución con los senadores y congresistas de Estados Unidos y mantener el diálogo y la respetuosa relación que ha caracterizado a los legisladores mexicanos y estadounidenses.

"Como grupo parlamentario nos mantendremos atentos a la protección de los derechos humanos de nuestros connacionales en el extranjero y brindaremos todo el apoyo al presidente Enrique Peña Nieto para que México siga siendo un aliado, socio y amigo de la sociedad estadounidense", apuntó.

"Los priistas en el Senado reconocemos la trayectoria democrática de Estados Unidos, la madurez política para reconocer los resultados electorales y continuar con los fuertes lazos de amistad de nuestros pueblos y el respeto mutuo de los gobiernos".

México, añadió, tiene a su vez instituciones sólidas para tender lazos de entendimiento con el próximo presidente de Estados Unidos, el país goza de estabilidad macroeconómica y finanzas solventes, producto de las reformas estructurales para enfrentar los desafíos del exterior.