Escritor Leandro Taub comparte con estudiantes método para ser exitoso

El secreto del éxito se centra en cómo ayudamos a mejorar el entorno, “pues todos los que estamos en este planeta tenemos la misión de servirle al mundo, el deber de ayudar en su realización y...

El secreto del éxito se centra en cómo ayudamos a mejorar el entorno, “pues todos los que estamos en este planeta tenemos la misión de servirle al mundo, el deber de ayudar en su realización y podemos lograrlo cada uno desde un lugar distinto”, afirmó el escritor argentino Leandro Taub.

Durante una visita a jóvenes universitarios de Puebla, el escritor ofreció la plática "Método para el éxito en la nueva era", en la cual el también cineasta insistió en que es posible lograr lo que uno quiere, y que cometer errores es también una forma de aprender en qué se debe mejorar.

Les aseguró que más allá de la frustración, el fracaso “nos obliga a movernos, no debemos paralizarnos por el miedo, sino avanzar con él”, dijo.

Señaló que en el mundo hay personajes que logran el éxito individual y pese a ello siguen siendo personas vacías, pero ese sentimiento es el resultado de la falta de atención que tuvieron durante los primeros siete años de vida, justo cuando se desarrolla la estructura psicológica en el ser humano y que se repite a lo largo de la vida.

"En el momento en que se satisface esa falta de atención, de amor y de ser reconocido, se logra ser uno mismo”, dijo el también considerado escritor esotérico.

Para Taub, los éxitos individuales son egoísmo, por ello seguimos inmersos en un mundo en el que prevalecen las desigualdades, la lucha del poder, las guerras, el hambre y la muerte de millones de personas.

La humanidad, abundó, tiene la misión de contribuir a través de sus acciones a arreglar el mundo y a nivel del individuo es cómo uno puede mejorar la salud, las relaciones con amistades, trabajo, familia. Es así como mejorar todo lo que rodea tu mundo y servirle al mundo desde tu pequeño lugar.

También reconoció al individuo en cada etapa de su vida, tras señalar que las distintas edades de los miembros de la humanidad están perfectamente balanceadas. Es fundamental que estén los jóvenes, así como los viejos porque de ellos proviene la sabiduría, la experiencia y son más fuertes al momento de encabezar, que un joven que es emoción y ego, en tanto los niños le dan una frescura al mundo.

“El tiempo está muy bien diseñado, es una creación y no un accidente”, concluyó ante la comunidad de la Universidad IEU.