Seúl y Tokio apuestan por entablar estrecha cooperación con Trump

Corea del Sur y Japón se pronunciaron hoy por entablar, a la brevedad posible, relaciones de cooperación con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y sostuvieron reuniones para evaluar...

Corea del Sur y Japón se pronunciaron hoy por entablar, a la brevedad posible, relaciones de cooperación con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y sostuvieron reuniones para evaluar el impacto financiero de su victoria.

Tras conocer el resultado de las elecciones en Estados Unidos, los gobiernos surcoreano y japonés felicitaron a Trump y enfatizaron que sus países han sido aliados de Estados Unidos, por lo que se dijeron listos para trabajar con la próxima administración estadunidense.

La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, pidió este miércoles la creación temprana de lazos de cooperación con el que será el nuevo gobierno de Estados Unidos, en particular para hacer frente a la creciente amenaza nuclear de Corea del Norte y la amenaza de misiles.

Instó a los funcionarios públicos surcoreanos hacer “todo lo posible” para garantizar que bajo la administración de Trump, Seúl y Washington trabajen juntos para presionar al Estado comunista con fuertes sanciones, de acuerdo con la agencia local de noticias Yonhap.

“En vista de que Estados Unidos es nuestro aliado y que la relación bilateral tiene un gran impacto en nuestra diplomacia, seguridad y economía, debemos explorar las formas de desarrollar estrechas relaciones”, dijo Park durante una reunión de información en Seúl.

En el día, la oficina presidencial Cheong Wa Dae convocó a una sesión del Consejo de Seguridad Nacional para discutir cómo el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos afectará las relaciones económicas y diplomáticas entre los dos países.

Analistas estiman que Trump podría cambiar la relación entre Seúl y Washington, ya que ha hecho una serie de observaciones inquietantes como cuestionar el valor económico de la alianza de seguridad y menospreciar el acuerdo bilateral de libre comercio como un “desastre”.

El máximo regulador financiero de Corea del Sur aseguró que las autoridades correspondientes harán todo lo posible para estabilizar el mercado, inmerso en una “máxima sensación de tensión” con las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

En Tokio, el primer ministro japonés Shinzo Abe felicitó a Trump, con quien dijo espera cooperar estrechamente para fortalecer aún más el vínculo de la alianza bilateral, enfatizando que Japón y Estados Unidos son “firmes aliados”.

Abe destacó en un comunicado la importancia de la cooperación entre Tokio y Washington para garantizar la paz y la prosperidad en la región Asia y el Pacífico, informó por su parte la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El triunfo del aspirante republicano ha despertado ciertas preocupaciones en Tokio sobre un posible debilitamiento de las relaciones con Washington bajo la administración de Trump, pues éste ha pintado a Japón como rival comercial de Estados Unidos.

Además ha llamado “injusto” al tratado de seguridad entre ambos países, lo cual sugiere que Japón podría tener que contribuir más al costo de estacionar al ejército estadunidense en su territorio o enfrentar la reducción del apoyo de defensa.

Katsuyuki Kawai, asesor especial de Abe, dijo a la prensa que el primer ministro japonés le dio instrucciones para visitar Estados Unidos la próxima semana y reunirse con personas cercanas al presidente electo.

El secretario del gabinete japonés, Yoshihide Suga, afirmó que el gobierno ha hecho “varias preparaciones a fin de ser capaz de tener una adecuada relación de confianza con el próximo presidente de Estados Unidos.

Líderes empresariales de Japón se reunieron para evaluar el impacto económico del resultado electoral en Estados Unidos.

Sadayuki Sakakibara, presidente de la Federación Empresarial de Japón, confió en que Trump, experimentado hombre de negocios, “comprenda plenamente” que mantener y fortalecer las relaciones bilaterales son importantes para ambas economías”.

La posibilidad de que Trump, visto como proteccionista en el ámbito comercial, derrotara a su rival demócrata Hillary Clinton ya agitaba a los mercados financieros y su victoria ha enviado “grandes ondas de choque en todo el mundo”, refirió Sakakibara.