Casi 42 mil desplazados en más de tres semanas de ofensiva en Mosul

Casi 42 mil personas han abandonado la norteña ciudad iraquí de Mosul desde que comenzó a mediados de octubre la ofensiva de las fuerzas iraquíes para recuperar esa urbe, reportó hoy la Organización...

Casi 42 mil personas han abandonado la norteña ciudad iraquí de Mosul desde que comenzó a mediados de octubre la ofensiva de las fuerzas iraquíes para recuperar esa urbe, reportó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Precisó que 41 mil 988 personas han dejado sus casas como consecuencia de la actual operación del Ejército iraquí para reconquistar Mosul, último bastión del grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Explicó que la mayoría de esos desplazados proceden de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, aunque la OIM también incluyó a personas de otras provincias iraquíes.

La ofensiva en Mosul, que podría ser una de las mayores operaciones militares en Irak desde la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003, podría dejar más de un millón de desplazados, según han advertido varias organizaciones humanitarias.

El balance de la OIM se conoce un día después de que el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) estimó que al menos 34 mil 896 personas se han visto desplazadas por la operación en Mosul.

El Ejército iraquí, con el apoyo de los kurdos, las milicias chiitas y la coalición internacional dirigida por Estados Unidos, comenzó el pasado 17 de octubre una gran ofensiva para recuperar Mosul, más de dos años después de haber caído en manos del grupo yihadista.

Desde entonces, las tropas iraquíes han ido estrechando el cerco a los yihadistas por tres frentes -norte, sur y este- y han reconquistado varias zonas, mientras el EI ha ejecutado a cientos de personas acusadas de colaborar con las fuerzas de seguridad iraquí.

El grupo extremista ejecutó este miércoles a 30 jóvenes y colgó sus cadáveres en los postes de luz en la ciudad de Mosul tras haberlos acusado de cooperar con las fuerzas iraquíes y conspirar contra su “califato”.