Embarazo adolescente favorece círculos de pobreza en Yucatán

El embarazo en la adolescencia permanece como uno de los principales factores que contribuyen a la mortalidad materna e infantil y al círculo de enfermedad y pobreza en esta entidad, informó la...

El embarazo en la adolescencia permanece como uno de los principales factores que contribuyen a la mortalidad materna e infantil y al círculo de enfermedad y pobreza en esta entidad, informó la titular del Programa de Salud Materna y Perinatal de los Servicios de Salud de Yucatán, Liliana Sáenz Fuentes.

En entrevista para Notimex, indicó que el embarazo adolescente también conlleva repercusiones sociales y económicas negativas para quienes se ven en esta situación, ya que los involucrados o se ven obligadas a dejar la escuela, y tienen menos oportunidades para encontrar un trabajo digno.

Recordó que en el 2015 se hizo una primera consulta relacionada con el tema de embarazo adolescente en la entidad y ésta arrojó que el 1.52 por ciento de la población menor de 15 años ha pasado por esta situación.

“Asimismo, el 29.77 por ciento del total de ingresos al control prenatal eran mujeres de entre 15 y 19 años”, añadió.

De igual modo, de enero a septiembre del presente año, hay un alza del 0.04 por ciento en el número de adolescentes menores de 15 años que se presenta a consulta prenatal, respecto del año anterior y en cuanto al grupo de edad de 15 a 19 años, se presenta una disminución de 0.88 por ciento con respecto al 2015.

Es por eso que los Servicios de Salud de Yucatán ha desarrollado estrategias encaminadas a prevenir el embarazo en la adolescencia y a proporcionar una atención integral durante el mismo.

“A través del programa de acción específico (PAE) de salud materna y perinatal, del de Planificación Familiar y de Salud Sexual y Reproductiva en los adolescentes hemos enfocado esfuerzos para evitar en lo posible que aumenten los embarazos en etapas tempranas”, aseguró.

De igual modo, las unidades de salud de la entidad ya cuentan con personal capacitado para la implementación del llamado Modelo de Atención Integral en Salud Sexual y Reproductiva para Adolescentes (MAISRA) cuyo objetivo es brindar atención integral a la población adolescente, con énfasis en la salud sexual y reproductiva.

“Hay que destacar que el trabajo garantiza el pleno respeto a sus derechos sexuales y reproductivos con un claro enfoque de derechos humanos, equidad de género e interculturalidad, que promueva la autonomía, el consentimiento informado y la oportunidad de tomar decisiones sin presiones, libres e informadas”, subrayó.

Por otro lado, se procura otorgar atención a la mujer embarazada con un control prenatal integral, atención durante su parto y puerperio, así como la atención al recién nacido realizando el tamizaje auditivo y metabólico, orientación de signos de alarma durante el embarazo y conocimiento de signos de alarma en el recién nacido.

“Actualmente en las instituciones de los SSY se cuenta con abasto suficiente y oportuno de métodos anticonceptivos para la población que acuda a solicitarlos en concordancia con los compromisos de la Estrategia Nacional para la Prevención de Embarazos en Adolescentes”.

Esa estrategia tiene como objetivo reducir el número de embarazos en adolescentes en México, con absoluto respeto a los derechos humanos, particularmente los derechos sexuales y reproductivos, finalizó.