Ética, permitirá al PRI recuperar la confianza de ciudadanía: Monroy

La secretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carolina Monroy del Mazo, indicó que los jóvenes militantes tienen que tener una ética auténtica, sincera, cercana e informada...

La secretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carolina Monroy del Mazo, indicó que los jóvenes militantes tienen que tener una ética auténtica, sincera, cercana e informada para recuperar la confianza de la ciudadanía.

Durante el acto de graduación de la tercera generación de la Escuela Nacional de Cuadros del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político (Icadep), señaló que en política se requiere de vocación, pero sobre todo de hombres y mujeres preparados.

La también diputada por el Distrito 27 de Metepec, destacó que “el PRI nació de un proyecto de unidad nacional y es por ello que sigue vivo y actuante, reafirmando su vocación de justicia y transformación social”.

Monroy del Mazo destacó que el partido, representado por Enrique Ochoa, “se siente orgulloso de los jóvenes priistas, que forman parte y que abrazan la actividad política por vocación y convicción, tanto como de los políticos honestos, tal es el caso del gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas”.

Aseguró que el mandatario estatal con su actuar atento, sencillo y cercano, así como con su oficio político y andar serio, prestigia al PRI.

Luego de compartir experiencias con los más de mil jóvenes asistentes, todos egresados de la Escuela de Cuadros, los invitó a actuar decididamente para acabar con la improvisación y las malas prácticas para implantar una nueva pauta de acción ética y profesional.

Resaltó que la generación de jóvenes priistas crece cada año en calidad, expectativas, opciones y compromiso social, y el PRI es la institución política más sólida de México, promotora y eje instrumentador de las políticas públicas y las instituciones más destacadas del país.

Asimismo reconoció que, aunque el sistema de partidos no atraviesa por su mejor momento, porque cada instituto político enfrenta hacia dentro y hacia afuera enormes conflictos, lo que se tiene que resolver es el presente y el futuro de éstos.

Por eso, agregó, la Escuela Nacional de Cuadros es un instrumento que permitirá, a través de la acción de los jóvenes, generar espacio de influencia y honrar la confianza que se les brinda a sus egresados para construir, con talento y esfuerzo, la historia de México.