Nevada o California podrían elegir primera mujer hispana en Senado

El próximo martes podría ser elegida la primera senadora hispana de Estados Unidos.Por primera vez en la historia de este país dos mujeres de origen hispano, Catherine Cortez Masto, en Nevada, y...

El próximo martes podría ser elegida la primera senadora hispana de Estados Unidos.

Por primera vez en la historia de este país dos mujeres de origen hispano, Catherine Cortez Masto, en Nevada, y Loretta Sánchez, en California, aspiran a obtener un escaño en la cámara alta de Estados Unidos, compitiendo ambas como candidatas demócratas.

De acuerdo con las más recientes encuestas, Cortez Mastos tendría más posibilidades que Sánchez para ser elegida como senadora federal.

Cortez Masto, una nieta de inmigrantes mexicanos que a lo largo de tres décadas ha desempeñado varios cargos públicos en Nevada, encabeza ligeramente los sondeos sobre su contrincante, el representante federal republicano Joe Heck.

Ambos buscan reemplazar al senador Harry Reid, quien se retirará luego de 29 años en el Senado.

Por otra parte Loretta Sánchez, una representante federal desde 1996 en California, se enfrenta a la actual procuradora estatal, la republicana Kamala Harris, para ocupar el escaño que dejará vacante la senadora demócrata Bárbara Boxer.

Los sondeos en California dan una sólida ventaja a Harris. Una encuesta del periódico Los Ángeles Times este fin de semana otorgó a Harris el 48 por ciento de las preferencias entre los posibles votantes, comparado con el de 31 por ciento de Sánchez.

Hasta ahora sólo 46 mujeres han sido senadoras federales en Estados Unidos. Todas ellas de origen anglosajón, con excepción de la afroamericana Carol Elizabeth Moseley Braun, quien representó a Illinois en la década de los 90, y de Mazie Keiko Hirono, de origen japonés, quien funge actualmente como senadora por Hawai.

Ninguna mujer de origen hispano ha ocupado un escaño en los más de 234 años de historia del Senado. Las esperanzas se centran en que Cortez Masto pudiera ser la primera en llegar a ese órgano legislativo.

De ser electa, Cortez Masto se sumaría a los tres senadores federales de origen hispano; Marco Rubio, de Florida; Ted Cruz, de Texas; y Bob Menéndez, de Nueva Jersey, lo que marcaría la mayor representación latina en la historia del Senado, integrado por 100 legisladores.