Senador solicita evaluar operación de centros contra adicciones

El senador priista Miguel Romo Medina planteó la necesidad de que los centros de tratamiento contra las adicciones cumplan de manera plena con los requisitos médicos, legales y éticos...

El senador priista Miguel Romo Medina planteó la necesidad de que los centros de tratamiento contra las adicciones cumplan de manera plena con los requisitos médicos, legales y éticos correspondientes a su acreditación.

El legislador explicó que muchos de esos lugares carecen de las acreditaciones y certificaciones para sus funciones, con lo que no se garantiza un tratamiento adecuado.

De igual forma, se expone de manera grave la integridad de los pacientes al ser violentados en su integridad física y psicológica.

Consideró importante que mediante la Comisión Nacional Contra las Adicciones y el Centro Nacional para la Prevención y el Control de las Adicciones de la Secretaría de Salud (SSA) se lleven a cabo campañas de evaluación para analizar esos aspectos.

Mencionó que de acuerdo con investigaciones científicas dedicadas al estudio de la drogadicción, un alto porcentaje de los centros de tratamiento de adicciones privados no cumplen con las normativas mínimas para garantizar la efectividad de su terapia.

Romo Medina advirtió al respecto que el tratamiento de las adicciones debe cumplir con los requerimientos mínimos establecidos por las normas jurídicas aplicables.

Explicó que la norma determina las formas de diagnosticar, dar tratamiento conforme a técnicas científicas, así como de valorar y evaluar los modelos y metodologías del tratamiento de adicciones.

Dicha atención médico-profesional debe guiarse en todo momento bajo el más estricto alcance ético y el respeto a la integridad física y psicológica de las personas, con respeto a sus derechos humanos.

Es indispensable la revisión, remarcó el legislador, pues la correcta rehabilitación de “drogodependientes” consiste en un factor de salud general que permea en otros círculos sociales que son trascendentales para el desarrollo democrático, económico y social del país.