Son el cacao y sus derivados productos estratégicos para Colombia

El cacao y sus productos derivados se convierten en estratégicos para una Colombia en paz, una vez que entre en vigencia los acuerdos del gobierno de Juan Manuel Santos con la insurgencia.El...

El cacao y sus productos derivados se convierten en estratégicos para una Colombia en paz, una vez que entre en vigencia los acuerdos del gobierno de Juan Manuel Santos con la insurgencia.

El viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan Pablo Pineda, destacó el crecimiento del sector cacaotero y se mostró optimista de que este año se podrían alcanzar las 180 mil hectáreas de área sembrada y una producción de alrededor de 62 mil toneladas.

Pineda participó en la segunda versión de La Casa del Chocolate Colombia que reunió a productores de cacao fino y de aroma y las empresas chocolateras para buscar estrategias a fin de conquistar un espacio en los paladares de consumidores nacionales e internacionales.

La Casa del Chocolate Colombia 2016 y el Concurso Nacional Cacao de Oro buscan promover la más alta calidad del grano y el consumo de chocolatería fina.

Para el viceministro, es gracias a los programas de renovación, siembra nueva y planes de fertilización que llevan a cabo las principales regiones cacaoteras del país que este cultivo presenta un gran crecimiento, pese a las condiciones climáticas adversas.

En los últimos dos años, el Ministerio de Agricultura ha “invertido algo más de 39 mil millones de pesos (13.4 millones de dólares), con los cuales se han apoyado a 20 mil 892 productores y a sus familias en temas como renovación, post cosecha, manejo fitosanitario, plan nutricional y establecimiento de cultivos, entre otros”.

Además, en el presente año se continúan desarrollando acciones mediante las cuales se está fortaleciendo el control de plagas, enfermedades y mejorando la inocuidad en el sector cacaotero, para la construcción de elementos de política sanitarios con contexto regional.

De igual forma, destacó a la cacaocultura como uno de los sectores con mayor potencial exportador del sector agropecuario, el cual gracias a Colombia Siembra aumentó en 10 mil 176 hectáreas nuevas en lo que va corrido del año.

En 2015 se enviaron a mercados externos “13 mil 744 toneladas, casi el doble de 2014 cuando se exportaron ocho mil 17. Los principales países a donde llega el producto colombiano son España, Malasia, Italia, Canadá, México, Estonia, Bélgica y Países Bajos.

En las cocinas de los colombianos nunca falta una pasta de chocolate, y en la mesa, a la hora del desayuno, siempre compite con el café por su aroma y sabor a frutas, que es reconocido a nivel mundial.

El chocolate está dentro de la cultura colombiana, forma parte de ese alimento que acerca a las familias cuando se inicia el día. Es el punto de partida para iniciar labores y está asociado al cariño que expresan las madres a sus familias.

Una chocolatada combinada con panes y queso es una de las clásicas invitaciones que hacen los colombianos para una tertulia entre amigos por la tarde, ya sea en la ciudad o en el campo, donde la bebida hierve en fogones de leña desde la alborada.

Los productos derivados del cacao, representan solo 1.9 por ciento de las exportaciones de Colombia, lo que equivale a 39 millones de dólares anuales, reveló un estudio del Ministerio de Comercio Exterior.

Sin embargo, confitería representan 19 por ciento de las exportaciones del sector agroindustrial, lo que equivale 333 millones de dólares al año, aseguró un informe un estudio del estatal ProColombia.

Los principales productos exportados por Colombia “fueron bombones, caramelos y confites, los cuales registraron una participación del 58.1 por ciento (193.6 millones de dólares) sobre el total exportado”.

Y es “seguido por las demás preparaciones alimenticias que contengan cacao, con una participación de 13 por ciento y un monto exportado superior a los 40 millones de dólares”.

Las autoridades locales esperan que para 2020 haya un déficit de cacao de un millón de toneladas y en este sentido Colombia cuenta con una posición geográfica estratégica, en su condición de país tropical ubicado en zona ecuatorial.

Colombia tiene una importante industria representada principalmente por empresas como Nacional de Chocolates y CasaLuker, así como otras 25 empresas transformadoras del sector chocolatería y confitería.

La mayoría de estas empresas están ubicadas cerca de las principales ciudades del país, también principales centros de consumo como son Medellín, Cali y Bogotá.

Para incentivar la producción, el gobierno colombiano ofrece a los inversionistas de las nuevas plantaciones de tardío rendimiento, entre ellas el cacao, quedar exentas del impuesto sobre la renta.

El primer lugar donde se cultivó el cacao fue en las regiones tropicales de México y Centroamérica, su cultivo se fue extendiendo a Brasil, Ecuador, Colombia, Venezuela, República Dominicana y África, que es donde hay mayores cultivos en la actualidad.

El chocolate llegó a Colombia por medio de la cultura maya y, según los historiadores, fueron los españoles en la época de la colonia los que adoptaron la “bebida como algo esencial en las comidas”.

Pero fue en 1920 cuando un grupo de empresarios colombianos decidieron sumar esfuerzos para consolidar la naciente industria del chocolate y convertirla en eje esencial de la economía de este país de 47 millones de habitantes.

El chocolate colombiano fue certificado por la Organización Internacional del Cacao como una bebida 100 por ciento de fino cacao con aroma y sabores especiales, que se ha constituido en la verdadera diferencia en los mercados internacionales.