Desestiman beneficios de reciente aumento salarial en Venezuela

.- El reciente aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro carecerá de impacto en mejorar el poder adquisitivo y acelerará la desbordada inflación en Venezuela, pronosticó el...

.- El reciente aumento salarial decretado por el presidente Nicolás Maduro carecerá de impacto en mejorar el poder adquisitivo y acelerará la desbordada inflación en Venezuela, pronosticó el dirigente sindical Johnny Magdaleno.

En diálogo con Notimex, Magdaleno señaló que “los aumentos salariales para los trabajadores no le caen mal a nadie”, pero en Venezuela estos incrementos son anulados por la inflación desbordada que merma el poder adquisitivo.

“Lo que más necesitamos es que el gobierno controle el tema de la inflación porque de nada sirve un aumento salarial cada tres o cuatro meses, cuando tienes una inflación que supera el 700 por ciento anual”, explicó Magdaleno.

El líder del Sindicato de Trabajadores del grupo alimenticio y cervecero Empresas Polar consideró que la prioridad para el gobierno debería ser dialogar con los sectores productivos para lograr la estabilización de la economía venezolana.

“Debería lograrse un acuerdo entre el gobierno, los empresarios y los sindicatos para lograr estabilizar los precios y la producción, pero el gobierno tiene una suerte de orgullo y se niega a hablar con ciertos empresarios”, lamentó Magdaleno.

Tras el aumento salarial del 40 por ciento decretado por Maduro, ahora el sueldo básico se sitúa en 90 mil 212 bolívares, lo que equivale a unos 140 dólares a la tasa de cambio oficial más elevada llamada Dipro, ubicada en 640 bolívares por dólar.

Maduro destacó que este aumento, el cuarto en lo que va del año, buscaba contrarrestar el efecto inflacionario de la “guerra económica” que sus opositores: los empresarios y Estados Unidos, estarían usando para debilitar la popularidad de su gobierno.

Sin embargo, Magdaleno expuso que en la actualidad un kilo de carne cuesta más de cuatro mil bolívares, un kilo de pollo ronda los tres mil bolívares y uno de azúcar se vende en dos mil 700 bolívares, por lo que el salario básico apenas cubriría las compras de una semana.

Este aumento salarial, abundó el sindicalista, será respaldado por “dinero inorgánico” sin respaldo real, por lo que lejos de mejorar el poder adquisitivo, lo que causará es una aceleración de la inflación que mermará la capacidad de compra de los trabajadores.

Magdaleno advirtió que este aumento salarial podría ser el tiro de gracia para muchas pequeñas y medianas empresas que carecen del músculo económica para afrontar este gasto en medio de un contexto de recesión e inflación.

“Podríamos ver más pequeñas empresas y comercios cerrando porque no podrán aguantar la carga que representa este aumento salarial en un contexto de inflación y recesión, por eso me temo que muchos trabajadores podrían terminar en la calle”, alertó.