Tribunal Electoral descarta promoción indebida en spots panistas

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó que no existió uso indebido de la promoción del Partido Acción Nacional (PAN) y su dirigente nacional...

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó que no existió uso indebido de la promoción del Partido Acción Nacional (PAN) y su dirigente nacional, Ricardo Anaya Cortés, en la transmisión de sus promocionales “Se puede” y “Se puede V2”.

El pleno declaró infundados los agravios promovidos por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), que suponían un uso indebido del acceso a radio y televisión por el PAN.

“No se advirtieron elementos suficientes que permitan concluir que la direccionalidad del discurso de los promocionales denunciados o su coherencia narrativa impliquen una violación a la normativa electoral al momento en que se difundieron”, señaló el organismo mediante un comunicado.

Al resolver el expediente SUP-REP-575/2015, los magistrados concluyeron que, aunque los promocionales incluyen mensajes que pueden interpretarse como postulados del PAN en voz de su dirigente, no hacen referencia expresa a un evento futuro que se pueda suponer como un posicionamiento indebido con miras a un proceso electoral.

Además, se propuso vincular al Instituto Nacional Electoral (INE) como el responsable, dentro de sus competencias, de adoptar las medidas necesarias para prevenir, investigar o corregir las posibles violaciones al marco constitucional previsto para resguardar los principios en materia electoral.

El magistrado presidente de la Sala Superior, Constancio Carrasco Daza, recordó que los artículos constitucionales 1, 6 y 41 establecen que los partidos políticos tienen el deber de informar a la ciudadanía sus programas de acción, principios, ideas y políticas públicas.

Coincidió asimismo con el proyecto al considerar que esos promocionales no violentaron el modelo de comunicación política.

“Este tema se sitúa en la intersección entre la libertad de los partidos políticos para definir el contenido de sus promocionales a los que tienen derecho y a la plena garantía de los principios de legalidad, certeza y equidad en la contienda electoral”, señaló el magistrado ponente, Salvador Nava Gomar.