Diconsa Puebla se integrará a Programa de Auditoría Ambiental

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) incorporará a la paraestatal Diconsa Delegación Puebla Sur al Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA), para que obtenga su...

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) incorporará a la paraestatal Diconsa Delegación Puebla Sur al Programa Nacional de Auditoría Ambiental (PNAA), para que obtenga su certificación en calidad ambiental.

En reunión de trabajo sostenida por la delegada federal de la Profepa y autoridades de la paraestatal en Puebla se informó que el PNAA es un mecanismo voluntario que pretende mejorar el desempeño ambiental de las instalaciones para que éste sea superior al exigido por la legislación ambiental vigente.

Diconsa Delegación Sur Puebla se ubica en el Parque Industrial 5 de Mayo, y cuenta con diversas instalaciones administrativas, nave de almacenamiento para productos básicos y complementarios para las localidades rurales de alta y muy alta marginación.

También patio de maniobras, flotilla de montacargas y cuenta con todos los servicios para la operación de sus instalaciones.

Al ingresar al PNAA se obtienen beneficios ambientales y económicos como la reducción de insumos como agua y energía, pero también se reducirían las emisiones contaminantes a la atmósfera, residuos peligrosos y desechos no peligrosos, por lo cual Diconsa mostró su interés de certificarse a la brevedad.

Con estas acciones la Profepa refrenda su compromiso para promover el cuidado del medio ambiente entre las empresas y las dependencias federales.

Actualmente en Puebla en el PNAA cuenta con 81 empresas con certificado vigente, de las cuales 18 son en Calidad Ambiental, 60 en Industria Limpia y tres por Calidad Ambiental Turística.

Los beneficios ambientales obtenidos en 2016 reportados por 56 instalaciones en Puebla con certificado de vigente son: ahorros por 84 millones de kilowatss por hora de energía eléctrica, se dejaron de generar 481 toneladas de residuos peligrosos, y se redujeron en 94 mil toneladas la emisión de bióxido de carbono (CO2).

Además se evitó la generación de 63 mil toneladas de residuos no peligrosos y ahorros en el consumo de agua por 645 mil metros cúbicos, generando beneficios económicos que ascienden a 437 millones de pesos.