Proponen reformas para reconocer la ciudadanía desde el nacimiento

El diputado federal Jesús Valencia Guzmán propuso reformas constitucionales para que las niñas, niños y adolescentes en México sean ciudadanos desde el nacimiento y no esperen a tener 18 años de edad...

El diputado federal Jesús Valencia Guzmán propuso reformas constitucionales para que las niñas, niños y adolescentes en México sean ciudadanos desde el nacimiento y no esperen a tener 18 años de edad para opinar, participar o decidir.

De igual forma, añadió el presidente de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara de Diputados, “para que sus opiniones y pensamientos tengan el mismo valor que las de los adultos y a tales opiniones se les reconozca su importancia para construir un mejor país y todos y todas respeten sus derechos humanos”.

Valencia Guzmán argumentó que la ciudadanía es un derecho que debe tener la niñez mexicana porque nace junto con la persona y ser reconocido por el Estado sin importar la edad, el lugar de nacimiento ni los documentos de identidad.

Explicó que actualmente el Artículo 4 de la Constitución Política mexicana señala que en todas las decisiones y actuaciones del Estado se velará y cumplirá con el principio del interés superior de la niñez, garantizando de manera plena sus derechos.

Es así como los niños y las niñas tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación y sano esparcimiento para su desarrollo integral y ese principio deberá guiar el diseño, la ejecución, el seguimiento y la evaluación de las políticas públicas dirigidas a la niñez.

“Derivado de lo anterior a las niñas, niños y adolescentes se les debe reconocer la ciudadanía desde que nacen. Al igual que los adultos, tienen derecho a participar y decidir en los temas que les afecten, tomar decisiones, a preguntar, a formarse un juicio propio, a ser escuchados, a contar con la protección especial que señalan las leyes”, explicó.

El representante perredista expuso que la ciudadanía implica no sólo tener 18 años y ser mayor de edad, mexicano y poder ejercer los derechos políticos, los derechos y deberes ciudadanos, y trasladarse por el territorio nacional.

Implica además formar parte del tejido social y político, asumir responsabilidades y obligaciones con las que se identifiquen y sentirse parte de la sociedad.

El legislador externó que con la reforma planteada a los artículos 34, 35 y 36 de la Carta Magna “estaremos enriqueciendo el marco jurídico constitucional, acorde a lo establecido en la Convención de los Derechos del Niño de la ONU.

“Con ello se garantizará la implementación del principio de autonomía progresiva mediante el cual se debe conceder facultad para decidir sobre los asuntos que conciernen al individuo en la medida en que va alcanzando cierto grado de madurez”.