José Antonio Terán ingresa a Real Academia de Bellas Artes en España

El investigador mexicano José Antonio Terán fue designado académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, España, por su destacada trayectoria en los campos...

El investigador mexicano José Antonio Terán fue designado académico correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, España, por su destacada trayectoria en los campos de la historia, las artes y la arquitectura.

“El tener un reconocimiento de una institución tan prestigiada a nivel internacional es un orgullo para mí como mexicano, pero también es una distinción para el INAH, que me ha permitido trabajar con gran libertad desde hace poco más de 40 años”, indicó el Doctor en arquitectura y profesor investigador de la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

En declaraciones difundidas por el Instituto, el arquitecto restaurador, docente e investigador señaló que su nombramiento lo debe a sus grandes maestros, los doctores en arquitectura Jesús Aguirre Cárdenas y Carlos Chanfón Olmos.

Así como a los doctores en historia Miguel León-Portilla y wweErnesto de la Torre Villar, y en historia del arte a los maestros Xavier Moyssén, Jorge Alberto Manrique y Efraín Castro Morales en México; por parte de España, principalmente a los doctores Antonio Bonet Correa y Santiago Sebastián López.

La designación de Terán se dio tras un largo proceso de cuatro años, que concluyó el pasado 17 de octubre, en una sesión extraordinaria en la que se anunció su entrada a la institución junto con otros ocho investigadores españoles.

Su postulación fue avalada por Fernando de Terán Troyano, Juan Bordes Caballero y el propio Bonet Correa, académicos de la institución otorgante.

El nombramiento como académico correspondiente de México compromete a José Antonio Terán a difundir la cultura, uno de los principales objetivos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

En su momento, el investigador explicó que no fue designado como académico de número porque sólo se les otorga a los nacidos en España, pero su misión es la misma: promover la investigación en los campos que le competen, como lo ha hecho para la Academia Mexicana de Ciencias, desde su ingreso en 2005.

El también maestro en historia del arte dijo que será el año próximo cuando acuda a la institución española para ofrecer una conferencia magistral que confirme su ingreso.

No será la primera vez que José Antonio Terán asista a la sede, pues en 2015 fue invitado a impartir una plática sobre la imagen del poder de la monarquía española en la Plaza Mayor de Puebla de los Ángeles.

José Antonio Terán Bonilla es doctor en arquitectura y maestro en historia del arte; desde joven tuvo la inquietud por aprender arquitectura, la cual practicó en la construcción de edificios y en la docencia.

Desde hace 28 años es profesor del Posgrado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México, así como en diez distintas universidades del país; en España, en las universidades de Granada, Sevilla, Politécnica de Madrid, Alcalá de Henares, la de Baeza y en la Escuela de Estudios Hispanoamericanos de Sevilla.

Su labor lo llevó en 1975 a lo que actualmente es la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del INAH, donde fue contratado como arquitecto restaurador. “En ese tiempo me hice cargo del proyecto de restauración y ejecución de la obra del Ex Convento de Churubusco, sede del Museo Nacional de las Intervenciones”.

Antes de formar parte de la Dirección de Estudios Históricos, ingresó a la Escuela Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, donde coordinó la maestría en Arquitectura con especialidad en Restauración de Monumentos, de la cual también fue profesor.

Ese trabajo lo encaminó a realizar los estudios en historia, incluyendo la paleografía, lo que le ha permitido recurrir a fuentes primarias de archivo en su labor como investigador de la DEH.

Terán Bonilla ha escrito numerosas publicaciones entre las que destacan “El desarrollo de la fisonomía urbana del centro histórico de la ciudad de Puebla” (1531-1994) y “Las leyes patrimoniales del siglo XX en Puebla”, por mencionar algunas.

Entre los múltiples reconocimientos que ha obtenido el doctor Terán Bonilla destacan la entrega de la Copia de la Cédula Real de Carlos V, el de “Poblano Distinguido” y “Custodio del Patrimonio Histórico Tangible”; actualmente, por designación de la Dirección General del INAH, forma parte del Consejo de Monumentos Históricos.