Instituciones psiquiátricas se unen para atender enfermedades mentales

Debido a que en México 23 por ciento de la población padece problemas mentales durante toda su vida, es necesario establecer lineamientos para prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar a pacientes...

Debido a que en México 23 por ciento de la población padece problemas mentales durante toda su vida, es necesario establecer lineamientos para prevenir, diagnosticar, tratar y rehabilitar a pacientes adolescentes, y con ello evitar futuras problemáticas sociales y de salud pública.

En este contexto y con el propósito de dar un mayor impulso a la atención de las enfermedades mentales en este segmento de la población, las asociaciones Mundial de Psiquiatría y Psiquiátrica Mexicana, y el Instituto Nacional de Psiquiatría (INP) “Ramón de la Fuente Muñiz” suscribieron la Declaratoria Conjunta sobre Violencia.

El presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), Enrique Chávez León, refirió que casi 50 por ciento de los casos se inicia durante la adolescencia y la vida adulta joven.

“Es momento de establecer lineamientos que la psiquiatría considera fundamentales para la prevención, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los adolescentes en riesgo de desarrollar o que ya padecen enfermedades mentales”, planteó.

En el auditorio del INP, explicó que la Declaratoria incluye las conclusiones de especialistas en la materia que participaron en la mesa redonda “Adolescentes y Violencia”, celebrada ayer y hoy.

Comentó que la intención es hacer llegar al Congreso de la Unión y Ejecutivo federal la propuesta para unir esfuerzos ante el incremento de casos de este padecimiento en México y el mundo.

Por su parte, la directora del INP, María Elena Medina Mora-Icaza, destacó la importancia de incorporar a los médicos de primer contacto y especialistas a la legislación vigente en la materia para proteger la salud mental de la población mexicana, en general, y de las poblaciones en condiciones de vulnerabilidad y personas afectadas por trastornos mentales, en particular.

“Un solo actor no puede atender las necesidades de salud mental de la población en México. Por ello, es preciso incorporar en las acciones a médicos de primer contacto y especialistas en psiquiatría, así como profesionales de la salud mental del área de psicología, trabajo social, enfermería y otras áreas afines”, subrayó.

Por ello, resaltó la necesidad de reforzar la atención de la salud mental en la medicina de primer nivel, mejorar los programas de atención comunitaria e incorporar la formación en salud pública.

Expuso que factores como la inseguridad y la violencia aumentan el riesgo de desencadenar distintas enfermedades mentales. “Los adolescentes y otros segmentos de la población mexicana, son especialmente vulnerables”, advirtió.

De esta forma, la Declaratoria precisa la importancia de hacer frente a la violencia en todas sus modalidades, incluidas la discriminación, la violencia de género, el suicidio y el consumo de sustancias tóxicas.

Respecto al suicidio, el documento señala que éste es la segunda causa de muerte en adolescentes y que su incidencia aumentó en los últimos años, principalmente entre jóvenes de 15 a 24 años.

“Aunque los eventos estresantes ambientales son sus desencadenantes, la mayoría de los suicidios se deben a trastornos mentales, principalmente depresión o trastorno por consumo de sustancias”, menciona.

Indica las entidades con mayor tasa de suicidio son Aguascalientes (con el 9.2 por ciento); Quintana Roo (con el 8.8) y Campeche (con el 8.5).

El presidente de Asociación Mundial de Psiquiatría, Dinesh Bhugra, dijo que esta Declaración es la primera que se realiza en México y en América Latina e incluye programas de actualización para los profesionales de la salud mental respecto a los enfoques terapéuticos útiles, entre ellos brindar apoyo a los sobrevivientes de la violencia, a los deudos de las víctimas y de desaparecidos.