Fondo de Cultura Económica ratifica vocación latinoamericana

El director del Fondo de Cultura Económica (FCE), José Carreño Carlón, reafirmó hoy aquí la vocación latinoamericana de la editorial mexicana y dijo que participará “con gran emoción” en el homenaje...

El director del Fondo de Cultura Económica (FCE), José Carreño Carlón, reafirmó hoy aquí la vocación latinoamericana de la editorial mexicana y dijo que participará “con gran emoción” en el homenaje de la Cámara de Diputados a la entidad.

Carreño Carlón señaló en entrevista con Notimex que el FCE “si algo ha hecho en esta época, es reafirmar su vocación latinoamericana”, y recordó las palabras que pronunció el presidente colombiano Juan Manuel Santos, respecto al Fondo, en la pasada Cumbre Iberoamericana en Cartagena de Indias.

Aseveró que “el presidente Santos hizo un reconocimiento a la función, labor y misión del FCE al asegurar que circulen los productos culturales de una manera horizontal en nuestros países”.

“Es decir, acabemos con esa secuela postcolonial de que nuestros flujos culturales sean con las metrópolis o ex metrópolis, dejando aislados entre sí a nuestros países en una insularidad insostenible. Esa es parte de la meta del Fondo en esta época”, apuntó.

Mencionó entre los recientes hitos del FCE en la región la apertura, el año pasado, de un centro cultural y librería en Ecuador y la reciente inauguración, hace unos días, de una nueva librería en Argentina.

Añadió que, además de su red de filiales, el FCE “también está con la tecnología, la que nos ayuda a que la circulación de nuestros libros siga creciendo en la plataforma digital, porque cuesta menos producir libros al no consumir papel ni tener grandes gastos de transporte en nuestra América, lo que no deja de ser una ventaja”.

“Tenemos mil 600 títulos en la plataforma digital y prácticamente cada edición la sacamos en las dos plataformas, pero en nuestras encuestas nos queda claro que el joven universitario lee más en la plataforma digital cuando se trata de libros útiles, de uso para el campo académico y la vida profesional, y reserva el libro de papel para el libro gratificante, para la poesía, la novela”, dijo.

Comentó que “el crecimiento que tuvo en el mundo angloamericano el libro digital, que llegó a ser un 25 por ciento del total de las ventas, se estancó y se ha reducido un poco. En el caso nuestro, el consumo de libros digitales no se ha estancado, sigue creciendo, pero desde un piso muy bajo y sigue siendo una proporción baja del mercado”.

Respecto al homenaje que le rendirá este viernes la Cámara de Diputados de Chile al FCE, Carreño Carlón aseveró: “con una gran emoción vengo a recibir ese reconocimiento para remitirlo a los visionarios creadores del fondo, a los que lo consolidaron y mantuvieron la presencia en Chile, incluso en las circunstancias más adversas”, en alusión a los años de la dictadura (1973-1990).

“El hecho de recibirlo (el reconocimiento) me remite a esta relación tan estrecha de la inteligencia chilena con la inteligencia, el mundo intelectual y académico y literario de México. Es muy congruente y natural que sean los dos polos de Latinoamérica, Chile y México, los que sigan uniendo, compartiendo y comprometiendo en sus proyectos la cultura y la producción editorial y literaria”, apuntó.

La Cámara de Diputados de Chile rendirá este viernes un homenaje al FCE “por el notable aporte que ha realizado al desarrollo y la cultura de los pueblos de Latinoamérica y por su contribución a la difusión de las ideas en diversos ámbitos del saber”.

Carreño Carlón añadió que “la vida cultural chilena y mexicana siempre han tenido relaciones muy estrechas. Para el FCE, estas relaciones estrechísimas han sobrevivido a momentos tan negros como la dictadura de (Augusto) Pinochet, cuando la presencia del FCE se mantuvo en Chile en una escala testimonial porque no habían muchas condiciones de importación ni edición de libros por la censura”.

“Hemos pasado pruebas difíciles, como la dictadura, y también relacionadas con las crisis financieras de nuestros países. Ahora mismo no están las mejores condiciones en la economía de la región, sin embargo hemos aprendido a que el bien cultural, el producto cultural central, que es el libro, sobreviva a las crisis y se sobreponga y siga sembrando para continuar con esta relación”, dijo.

El director del FCE participa en Chile en algunas actividades de la Feria Internacional del Libro de Santiago (Filsa), la cual finaliza el próximo domingo con México como país invitado de honor.