Pakistán acusa a ocho diplomáticos indios de espionaje y terrorismo

Pakistán acusó hoy a ocho diplomáticos de la embajada de India en Islamabad de espionaje, terrorismo y de apoyar actividades de los talibanes paquistaníes, un día después que sus nombres fueron...

Pakistán acusó hoy a ocho diplomáticos de la embajada de India en Islamabad de espionaje, terrorismo y de apoyar actividades de los talibanes paquistaníes, un día después que sus nombres fueron filtrados en la prensa como agentes de inteligencia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Pakistán acusó a seis diplomáticos de trabajar para el Ala de Investigación y Análisis (RAW) y a dos de hacer lo mismo para la Oficina de Inteligencia india (IB), reportó el diario paquistaní Dawn.

El portavoz de la cancillería, Nafees Zakaria, explicó en rueda de prensa que los diplomáticos indios están implicados en actividades terroristas en las provincias paquistaníes de Baluchistán (oeste) y Sindh (sureste), además de en la capital económica del país, Karachi.

Los ocho supuestos espías también trataban de dañar las relaciones afgano-paquistaníes, infiltrar agentes en círculos de influencia política, económica y periodística; instigar el sectarismo entre religiones e inventar pruebas para mostrar a Pakistán como un Estado terrorista.

Las acusaciones se producen un día después de que medios de comunicación paquistaníes publicaron los nombres y fotografías de los diplomáticos acusándolos de espionaje.

Ante estas filtraciones, el gobierno de India ordenó la víspera a ocho de sus diplomáticos que abandonen Pakistán en 72 horas, mientras Islamabad retiró a seis funcionarios de su embajada en Nueva Delhi, en un nuevo capítulo de las tensiones entre ambos países.

El escándalo de espionaje entre India y Pakistán comenzó el pasado 27 de octubre, cuando Nueva Delhi declaró persona non grata al funcionario de la embajada paquistaní Mehmood Akhtar, quien fue detenido por sospecha de espionaje.

India y Pakistán están sumidos en una grave crisis diplomática desde que un grupo insurgente paquistaní perpetró en septiembre pasado un atentado que causó la muerte de 19 soldados en territorio indio.

En las últimas semanas, ambas naciones vecinas se han acusado de forma mutua de violar repetidamente el alto al fuego acordado en 2003 en su frontera de facto en Cachemira y de causar con ello la muerte de cerca de 30 civiles y militares.

Desde su independencia de Reino Unido en 1947, India y Pakistán se disputan la región de Cachemira y han librado por ella dos guerras y numerosos conflictos menores.