Egipto devalúa su moneda en cumplimiento a una medida de FMI

Egipto devaluó su moneda en un 48 por ciento en cumplimiento de una demanda clave establecida por el Fondo Monetario Internacional a cambio de un préstamo de 12 mil millones de dólares para reformar...

Egipto devaluó su moneda en un 48 por ciento en cumplimiento de una demanda clave establecida por el Fondo Monetario Internacional a cambio de un préstamo de 12 mil millones de dólares para reformar la debilitada economía del país.

La decisión del Banco Central Egipcio de devaluar su libra siguió a un importante y repentino declive esta semana en el valor del dólar en el mercado no oficial, que cayó de un máximo histórico de 18.25 libras egipcias a unas 13 libras frente al dólar estadunidense.

Apenas ayer, según medios de prensa locales, la tasa de cambio ilegal se cambiaba a 15.25 por billete verde.

La devaluación de este jueves situó el precio en 13 libras egipcias frente al dólar, por encima de las nueve del precio anterior en el mercado oficial.

El banco central indicó en un comunicado que esta "liberalización" del tipo de cambio permitirá crear un "clima para una provisión fiable y duradera en divisas extranjeras".

La debilidad de las reservas actuales de divisas extranjeras tiene un impacto sobre la economía, sobre todo en las exportaciones.

La entidad señaló que pondría fin a los controles de tipo de cambio y elevará las tasas de interés en 300 puntos básicos en un intento por restaurar la confianza en una economía que se recupera de una serie de levantamientos que derrocó a dos líderes en menos de seis años.

El directorio ejecutivo del FMI aún no ha ratificado el préstamo por 12 mil millones de dólares acordado provisionalmente por Egipto y el organismo multilateral en agosto pasado, que ayudaría atraer dinero extranjero de nuevo al mercado egipcio.

Desde el lunes pasado, el primer ministro Sherif Ismail anunció ante el Parlamento (Casa de Representantes) que el Banco Central emitirá otras medidas relativas a modificar la actual tasa de cambio y combatir el mercado negro.

La política de austeridad, condición para obtener el préstamo, incluye reformas como la reducción de las subvenciones públicas o la imposición de un nuevo IVA.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, estimó la semana pasada que Egipto hace frente a una "crisis" monetaria, sugiriendo llevar a cabo una devaluación rápida de la moneda.