Con brindis de tequila y canciones recuerdan capitalinos a sus difunto

Como cada 2 de noviembre, los cinco integrantes de la familia Butrón Ramírez acudieron al Panteón Civil del Pueblo San Juan de Aragón, a darle “una arregladita” a las tumbas de sus seres queridos que...

Como cada 2 de noviembre, los cinco integrantes de la familia Butrón Ramírez acudieron al Panteón Civil del Pueblo San Juan de Aragón, a darle “una arregladita” a las tumbas de sus seres queridos que se adelantaron en el camino.

Jorge y María, así como sus tres hijos, llevaron flores de cempasúchil, comida y la música favorita para los abuelos paternos, Mario y Camila, quienes se fueron hace 15 y ocho años.

“A mi papá le gustaba mucho el café de olla, el mole de olla y el pan de muerto. Por eso le traemos hasta la tumba estos alimentos”, relató Jorge, asesor financiero en una empresa transnacional de valores.

Además de los gustos del paladar, la familia complació con una hora de mariachi a los abuelos, originarios del estado de Michoacán, con canciones como “Caminos de Michoacán”, “Hermoso cariño” y “La barca”.

Al festejo incluso se unieron las personas de la tumba contigua a los Butrón Ramírez, quienes aprovechando que llevaban tequila en una botella de plástico, para colocar en el altar de sus muertos, la destaparon y brindaron con quienes hasta hacía unos minutos eran unos desconocidos.

Mientras esto ocurría en el interior del camposanto ubicado en la delegación Gustavo A. Madero, a las afueras elementos de la policía capitalina aplicaban un operativo para mejorar la movilidad y cuidar la seguridad para los asistentes.

Con filtros de seguridad para revisar que no ingresaran las personas al panteón artículos punzocortantes, armas, botellas de vidrio y drogas, los uniformados mantuvieron el orden en el sitio y sus alrededores, donde se instalaron puestos semifijos para la venta de comida y flores.

La misma situación se repitió en el cementerio del Peñón de los Baños, en la delegación Venustiano Carranza, donde miles de familias acudieron a colocar ofrendas con las imágenes de sus seres queridos, veladoras y los alimentos que en vida más les gustaban.

En el dispositivo de seguridad de la policía capitalina para los 120 panteones de la Ciudad de México, que inició el 29 de octubre y culminará este miércoles, participan 34 mil elementos apoyados con 410 vehículos.

En dicha acción se refuerza la vigilancia a bordo de patrullas y con células pie-tierra para evitar el robo a transeúnte o de vehículo, además de vigilar mercados, centros comerciales, zonas de restaurantes y de esparcimiento familiar.