Redoblan vigilancia en panteones de Reynosa por Día de Muertos

En el marco de la celebración de Día de Muerto, autoridades municipales redoblaron el operativo de seguridad encaminado a orientar, prestar auxilio y facilitar servicios a los visitantes de los...

En el marco de la celebración de Día de Muerto, autoridades municipales redoblaron el operativo de seguridad encaminado a orientar, prestar auxilio y facilitar servicios a los visitantes de los panteones en esta frontera.

El titular de Protección Civil y Bomberos Municipal, Ricardo Calderón García, dijo que el flujo de visitantes inició el pasado fin de semana, pero el mayor porcentaje se ha registrado los días 1 y 2 de noviembre.

En éstas fechas, explicó, los asistentes limpian las tumbas, colocan flores e incluso aprovechan para realizar algunas reparaciones a las lápidas, floreros o cruces.

Mencionó que a fin de agilizar el tráfico vehicular y resguardar la integridad de los visitantes, en las áreas cercanas a los cementerios, cuatro de ellos ubicados sobre el boulevard Miguel Hidalgo, permanecen cerradas algunas calles y avenidas.

Destacó que personal de Protección Civil y Radio Brigadistas apoyan tanto en el interior como en el exterior de los panteones municipales, para prestar auxilio, orientar y facilitar los servicios a los visitantes.

En los panteones de Reynosa descansan personajes de la vida política, artística y deportiva, a quienes sus familiares, amigos y fans no abandonan y les llevan sus ofrendas entre otras muestras de cariño.

El panteón municipal Guadalupano se encuentra actualmente a su máxima capacidad; entre los difuntos sepultados se encuentra Ramón Montoya Facundo, quien fue ejecutado en la prisión de Huntsville, Texas, el 25 de marzo de 1993.

Asimismo, en el panteón particular Valle de la Paz descansan los restos de destacados políticos locales y estatales, entre ellos el del ex presidente municipal en dos ocasiones en el municipio de Río Bravo, ex senador por Tamaulipas, diputado local y diputado federal, Juan Antonio Guajardo Anzaldúa, quien murió el 29 de noviembre del 2007.

El ex presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar), Manuel Gómez Reséndez, también tiene como última morada ese panteón, luego de que fue encontrado muerto por varios impactos de bala en un terreno baldío.

Los restos de la ex presidenta del supremo tribunal de justicia en Tamaulipas, Ana Teresa Luebbert Gutiérrez también descansan desde hace varios años en el Panteón Valle de la Paz.

Del ambiente artístico, el ex integrante del Grupo Intocable, Silvestre Rodríguez “Manos de Seda” también tiene su tumba en el panteón Valle de la Paz, además de Cornelio Reyna, compositor y cantante que junto a Ramón Ayala integraban el grupo “Relámpagos del Norte”.

Los restos del “Rey del corrido”, Beto Quintanilla, también se encuentran en dicho cementerio.

El hijo del ex portero mundialista, Pablo Larios, descansó en el panteón Español, luego de que falleció en su intento por ingresar a través de río Bravo a Estados Unidos.

En el operativo de vigilancia participa personal de diversas dependencias como la Cruz Roja, DIF Reynosa, Protección Civil, personal de vialidad y equipo de radio brigadistas.