Protestas en Sudáfrica por informe que acusa a Zuma de corrupción

Miles de personas salieron a las calles hoy en Sudáfrica para exigir la renuncia del presidente Jacob Zuma, después de la publicación de un informe que revela posible evidencia de corrupción en la...

Miles de personas salieron a las calles hoy en Sudáfrica para exigir la renuncia del presidente Jacob Zuma, después de la publicación de un informe que revela posible evidencia de corrupción en la cúpula de su gobierno.

La presión social y política en Sudáfrica se disparó este miércoles contra Zuma debido a los señalamientos del reporte “La captura del Estado” de la exdefensora del pueblo Thuli Madonsela, quien recomendó al presiente crear una comisión judicial de investigación.

Zuma es acusado de mantener una relación impropia con empresarios ricos, ya que el informe incluye detalles críticos sobre sus vínculos con la familia india de negocios Gupta, que construyó un imperio en minería, transporte, tecnología y medios de comunicación en Sudáfrica.

Uno de los hijos de zuma, Duduzane, es socio de negocios de los hermanos Ajay, Atul y Rajesh Gupta, quienes llegaron al país desde India a principios de 1990.

Según el reporte, el mandatario sudafricano habría avalado el uso indebido de la influencia política entre funcionarios de alto nivel de su gobierno y los Gupta.

Incluso, el viceministro sudafricano de Finanzas, Mcebisi Jonas, acusó a principios de este año a la familia Gupta de haberle ofrecido la titularidad de ese ministerio, pero aseguró que rechazó la oferta.

“El presidente debe designar, dentro de (un plazo de) 30 días, una comisión de investigación encabezada por un juez único seleccionado por el presidente del Tribunal Supremo, quien proporcionará un nombre al Presidente”, puntualizó Madonsela en su informe.

Agregó que la comisión deberá presentar sus conclusiones y recomendaciones al presidente Zuma dentro de 180 días, de acuerdo con reportes del sitio web de noticias News24.

Zuma había tratado de bloquear la liberación del informe ante una corte, pero finalmente desistió “en interés de la justicia y la solución rápida del asunto”, según señaló un comunicado de prensa emitido por su oficina.

“El presidente del país va a tomar en consideración el contenido del informe con el fin de determinar si debe ser objeto de un recurso judicial”, agregó.

Por su parte el partido gobernante de Sudáfrica, Congreso Nacional Africano (CNA), declaró esta tarde que estaba estudiando el informe y afirmó que se pronunciaría al respecto mañana jueves.

Sin embargo, la población reaccionó de inmediato con molestia y miles de personas, partidarios de la oposición, sindicatos y grupos civiles, tomaron las calles de la ciudad de Pretoria para protestar contra la Presidencia de Zuma y exigir su dimisión.

Durante la masiva manifestación, que se dirigió hacia los edificios de gobierno, se suscitaron brotes violentos y la policía disparó balas de goma para tratar de dispersar a la multitud, reportó el periódico sudafricano Mail & Guardian.

Según el reporte, algunas personas saquearon locales comerciales y quemaron escombros en las calles, pero los organizadores de la movilización sugirieron que esos hombres habían sido enviados por el CNA para deslegitimar la protesta.

Hasta hora, no se tienen reportes de posibles víctimas o detenidos por los estallidos de violencia.