Victoria de Trump sería un desastre nacional: Los Angeles Times

Una victoria para el aspirante presidencial republicano Donald Trump en las elecciones del próximo martes, no sólo sería una sorpresa sino un desastre nacional, publicó hoy Los Angeles Times.En uno...

Una victoria para el aspirante presidencial republicano Donald Trump en las elecciones del próximo martes, no sólo sería una sorpresa sino un desastre nacional, publicó hoy Los Angeles Times.

En uno de sus editoriales del día, el influyente rotativo en inglés ratificó su adhesión a la campaña de la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton, tras señalar que a pesar de sus escándalos por los correos electrónicos “es la única alternativa el día de los comicios”.

“Hace casi seis semanas, respaldamos con entusiasmo a Hillary Clinton al llamarla ‘un servidor público experimentado, reflexivo y profundamente informado’, mientras advertíamos que el opositor republicano Donald Trump era un ‘demagogo de piel delgada que no tiene calificaciones ni es apto para ser presidente’", indicó.

“Desde entonces, hemos sido fortificados en nuestra opinión por las actuaciones de Clinton en tres debates presidenciales y evidencia diaria de que Trump carece totalmente de la capacidad -o incluso la capacidad de atención- requerida por el alto cargo que está buscando”, aseveró.

Sin embargo, con la elección a menos de una semana de distancia, la carrera sigue siendo más estrecha de lo que debería ser dada la brecha cavernosa en las calificaciones entre los dos nominados, reconoció.

Clinton ha tenido que lidiar con no una sino varias "sorpresas de octubre" que Trump ha tratado de explotar a su favor.

Ha habido un goteo constante de las revelaciones de los email robados de un ayudante superior de Clinton -al parecer por los piratas informáticos rusos- y publicado en línea por WikiLeaks.

Trump, quien una vez pidió a los hackers rusos que rastrearan los archivos de Clinton (más tarde insistió que estaba bromeando), ha dicho que los correos electrónicos robados demostraron que Clinton era "el barco de un establecimiento corrupto que está invadiendo nuestro país y entregando nuestro soberanía".

Estas "sorpresas" se describen mejor como distracciones, y las afirmaciones de Trump en sentido contrario son egoístas, cínicas y falsas, consideró el más importante diario en el oeste de Estados Unidos.

Más recientemente, el director de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), James B. Comey, informó al Congreso que la oficina había descubierto correos electrónicos "que parecen ser pertinentes" a su investigación previa del servidor de correo electrónico privado de Clinton.

Comey hizo pública esta información 11 días antes de las elecciones, aunque reconoció que todavía no podía evaluar "si este material puede ser significativo o no". Eso no impidió que Trump insistiera en que el descubrimiento de correos electrónicos adicionales era "más grande Que Watergate".

Sí, los correos electrónicos robados del presidente de la campaña de Clinton, John Podesta, contienen información legítimamente vergonzosa, incluyendo pruebas de una superposición entre la Fundación Clinton y una firma que arregló honorarios para el expresidente Bill Clinton, reconoció.

“Pero mientras la mirada detrás de la cortina de campaña de Clinton puede haber excitado a los drogadictos políticos, las revelaciones no apoyan la sugerencia histriónica de Trump de que el Departamento de Estado bajo Hillary Clinton estaba comprometido éticamente, menos aún que ella dirigía el departamento como un puesto de "establecimiento global", añadió.

Dicho esto, como ya hemos insistido antes, recomendó el Times, “sería conveniente que todos los miembros de la familia Clinton rompieran sus lazos con la fundación si Hillary Clinton fuera elegida presidenta”.

En cuanto a la otra sorpresa de octubre, Comey está siendo criticado - incluyendo por exprocuradores generales de ambos partidos- por anunciar públicamente que el FBI estaría examinando correos electrónicos que "parecen ser pertinentes" a una investigación del uso de Clinton de un correo electrónico privado.

Esa investigación había terminado este verano con la recomendación de Comey de que no se presentaran cargos. Era irresponsable que Comey ofreciera una declaración tan vaga pero políticamente cargada.

Alguien tan sabio en los caminos de Washington como Comey, un exprocurador general adjunto, debería haber comprendido que su carta al Congreso sería manipulada por los republicanos por ventaja partidista.

Es también preocupante que Comey supuestamente ignoró el consejo de altos departamentos de Justicia que no informó al Congreso sobre la investigación (y desconcertando por qué sus superiores no le ordenaron que no lo hiciera a menos que el FBI supiera que los correos electrónicos eran consecuencia).

Como el exprocurador general Eric H. Holder Jr. y muchos otros han señalado, la acción de Comey violó dos principios fundamentales: que el Departamento de Justicia no comente acerca de las investigaciones en curso y que no tome medidas innecesarias cerca del día de las elecciones que puedan afectar el resultado.

Esta semana, el Departamento de Justicia informó al Congreso que "seguirá trabajando estrechamente con el FBI y juntos, dedicará todos los recursos necesarios y tomará las medidas apropiadas lo más rápidamente posible" para revisar los correos electrónicos encontrados en una computadora perteneciente al exrepresentante Anthony Weiner.

“Si un votante alberga dudas en ese sentido, no pueden justificar una votación por Trump. No hay comparación entre la negligencia de Clinton en lo que respecta a los colegas y la imprudencia que Trump traería a la conducción de la política exterior actual. Y esa es sólo una de una multitud de diferencias entre los dos nominados”, finalizó.