Alemania aún sin posición para presentar en la Conferencia del Clima

Alemania todavía no decide la posición que llevará a la Conferencia del Clima en Marrakesh porque hay una fuerte discusión entre dos de los partidos en el gobierno, la Unión Demócrata Cristiana (CDU...

Alemania todavía no decide la posición que llevará a la Conferencia del Clima en Marrakesh porque hay una fuerte discusión entre dos de los partidos en el gobierno, la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y el Socialdemócrata.

En la Conferencia de Marrakesh, que empieza mañana y terminará el 18 de noviembre, se acordará como aplicar los acuerdos de la Cumbre del Clima en París, que tuvo lugar en diciembre de 2015 con un exitoso acuerdo.

En la Conferencia de Marrakesh cada país deberá presentar un documento sobre cuáles serán los pasos y las etapas que aplicará para poner en práctica los acuerdos de París.

La ministra de Medio Ambiente, la socialdemócrata Barbara Hendricks, demandó este día en Berlín que la canciller federal Angela Merkel pronuncie una decisión terminante para imponer el documento que presentó esa cartera.

En esa decisión toman parte los Ministerios de Medio Ambiente, Finanzas, Economía, Cooperación Internacional y Tráfico y Transporte.

El documento lo diseñó el Ministerio de Medio Ambiente, a caro de la ministra Hendricks, quien este miércoles manifestó su indignación ante el desacuerdo porque mañana se iniciará la Conferencia de Marrakesh.

Las salidas en solitario por parte de miembros prominentes del Partido Socialdemócrata se están haciendo cada vez mas frecuentes. La consigna que el jefe de gabinete, Peter Altmeier, había dado a los ministerios involucrados en la decisión, fue que negociaran para llegar a un acuerdo.

La ministra del Medio Ambiente lo ve de otra manera. “Si vale algo la potestad para sentar lineamientos que tiene la canciller federal, el documento que presentó el Ministerio de Medio Ambiente a los Ministerios concernidos debería venir de regreso prácticamente sin cambios, después de que lo revisaron”, declaró la ministra.

Argumentó que ella presentó su documento a la cancillería federal y que fue prácticamente aprobado tal y como estaba, sin cambios.

Estos choques entre los dos mayores partidos ya dejan sentir la atmósfera electoral que cada vez se nota en forma más pronunciada en Alemania. Los comicios generales se efectuarán en diciembre de 2016.

El tema del medio ambiente y la ecología es de primerísima importancia para el electorado alemán, de manera que es muy sensible con fuertes repercusiones políticas.

La canciller federal, quien también es la presidente del Partido Unión Demócrata Cristiana, fue en el pasado ministra de Medio Ambiente. El actual presidente del Partido Sosicaldemócrata, Sigmar Gabriel, también lo fue. Esa cartera quedó en esta legislación en manos del SPD.