Jueces sentencian a dos homicidas a más de 24 años de cárcel

Por el delito de homicidio calificado, dos sujetos fueron sentenciados a más de 24 años de prisión, mientras que otro recibió el auto de formal prisión, informó la Procuraduría General de Justicia...

Por el delito de homicidio calificado, dos sujetos fueron sentenciados a más de 24 años de prisión, mientras que otro recibió el auto de formal prisión, informó la Procuraduría General de Justicia capitalina.

El juez 18 Penal del Reclusorio Preventivo Oriente sentenció a 23 años nueve meses de prisión y al pago de 351 mil 95 pesos por reparación del daño a Brandon Bryan Hernández Hernández, por la muerte de un hombre en la delegación Gustavo A. Madero.

El 31 de agosto de 2014, el inculpado le disparó con un arma de fuego calibre 32 milímetros a un hombre cuando pasaba por un área común de la unidad habitacional El Milagro, ubicada en calle Norte 94, colonia Esmeralda.

Al lugar acudió una ambulancia para trasladar a la víctima a un hospital, donde murió, indicó la Procuraduría General de Justicia capitalina en un comunicado.

Mientras que el implicado, quien junto con sus acompañantes fue reconocido por testigos que escucharon el disparo y los vieron correr, fue detenido por policías de Investigación en marzo de 2016.

En otro caso, el juez 53 Penal del Reclusorio Preventivo Oriente condenó a Marco Antonio Becerril Martínez a 27 años seis meses de prisión y al pago de 35 mil 529 pesos por daño material, así como dos mil 920 pesos por gastos funerarios.

La dependencia relató que a bordo de un automóvil Volkswagen, tipo Derby, el indiciado y otro individuo dispararon hacia una casa en avenida Zacatecas, colonia Providencia, delegación Gustavo A. Madero, donde se celebraba una fiesta el 7 de enero de 2006.

En el incidente una persona resultó herida y fue trasladada a un nosocomio público, donde falleció a causa de las lesiones recibidas en la cabeza.

A su vez, el juez 48 Penal del Reclusorio Preventivo Oriente dictó auto de formal prisión contra Ricardo Morales Gutiérrez o Javier López Hernández o Javier López Muñoz o Francisco Javier Jaimes Núñez o Francisco Javier Jaimes Muñoz o Salvador Luna Sanabria, como probable responsable del homicidio de una persona.

El 29 de octubre de 2004, el inculpado le disparó en el pecho y la pierna a un hombre que estaba en un convivio con otras personas, y cuando cayó al piso, otro agresor le pegó en la espalda y luego ambos huyeron a bordo de un vehículo Nissan, tipo Tsuru, color negro.

Derivado de una orden de aprehensión, otorgada por el juez 48 Penal del Reclusorio Preventivo Oriente, el implicado fue detenido por agentes de la Policía de Investigación (PDI).