Cada vez más estadunidenses eligen la cremación para su funeral

El número de estadunidenses que optan por la cremación o eligen cremar los restos de sus seres queridos, está cerca de igualar al porcentaje que opta por el método tradicional de ser sepultado, según...

El número de estadunidenses que optan por la cremación o eligen cremar los restos de sus seres queridos, está cerca de igualar al porcentaje que opta por el método tradicional de ser sepultado, según datos de la industria funeraria en este país.

En 2015, el 48.6 por ciento de todos los funerales realizados en Estados Unidos incluyó el servicio de incineración, el cual ha registrado un constante aumento en las últimas dos décadas, de acuerdo con la Asociación de Cremación de América del Norte (CANA).

En los próximos años se proyecta que, por primera vez, más estadunidenses serán incinerados que sepultados.

CANA, una organización internacional con más de tres mil miembros, integrada por casas funerarias, cementerios, crematorios y proveedores de la industria, estima que el índice de cremación en Estados Unidos llegará al 54.3 por ciento en 2020.

“La cremación se ha convertido en la nueva tradición (...) Es un cambio radical en la profesión”, dijo Bárbara Kemmis, directora ejecutiva de CANA.

En 2015, el 65 por ciento de los estadunidenses informaron que estaban “definitivamente” o “con probabilidades” de elegir la cremación, según una encuesta ordenada por el Consejo de Información Fúnebre (FAMIC).

La preferencia por el método de cremación entre los estadunidenses se ha disparado en las ultimas tres décadas.

En 1980, el índice de cremación en Estados Unidos era de alrededor de un poco menos del 10 por ciento y el porcentaje se ha ido desplazando hacia ese tipo de servicio desde entonces.

Según la Asociación Nacional de Directores de Funerarias, el aumento de la preferencia por la cremación se debe a factores como el menor costo, la baja de los ingresos discrecionales en los hogares, menos prohibiciones religiosas a esta práctica y las preocupaciones ambientales, entre otros.

Las cremaciones pueden llegar a costar la cuarta parte de lo que cuesta un entierro tradicional, ya que no se requiere de un ataúd, del embalsamamiento o de un lote en el cementerio.

Pero no sólo el costo está favoreciendo la tendencia por la cremación.

Los estadunidenses están dejando de adquirir lotes en los cementerios para sepultar a sus familias, debido a que cada vez hay mayor movilidad de la población y las posibilidades de que una persona muera en un lugar apartado del que nació y se crió son altas.

Cuando se llega el momento de encontrar un lugar de descanso final, el transportar una urna es mucho más fácil que lidiar con un ataúd.

La cremación también atrae a aquellos que buscan una solución más ecológica que colocar un ataúd de metal con un cuerpo lleno de fluidos de embalsamamiento en una parcela de tierra.

“No hay duda de que estamos viendo un cambio generacional en cómo la gente elige el recordar a sus seres queridos”, consideró Timothy R. Borden, presidente de CANA, en un reciente comunicado.

“Con la cremación, las familias tienen más flexibilidad en el tiempo y la ubicación de los servicios fúnebres, y muchas opciones para la creatividad y la personalización, y cómo y dónde se colocarán los restos de sus seres queridos”, explicó Borden.

En Estados Unidos, las tasas de cremación son más altas en las entidades del oeste y el noreste.

California encabeza en el número de cremaciones realizadas cada año en el país. En 2015, 157 mil 12 personas fueron incineradas en ese estado, según datos de CANA.

Mientras que Nevada encabeza el porcentaje nacional de cremaciones con el 77.4 por ciento del total de los funerales realizados.

En segundo lugar se ubicó Washington, con 76.3 por ciento, seguido por Oregon, con 75.8 por ciento. Iowa, Wyoming y Dakota del Norte, por su parte, han experimentado el mayor aumento en las tasas de cremación en los últimos años.