Derecho de réplica fortalece la libertad de expresión

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) destacó que de aprobarse el proyecto de resolución que invalida diversos artículos y fracciones de la ley reglamentaria en materia de...

La Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) destacó que de aprobarse el proyecto de resolución que invalida diversos artículos y fracciones de la ley reglamentaria en materia de derecho de réplica, toda persona podrá ejercerlo cuando los medios de comunicación emitan datos que le cause agravio; sea inexacta, y falsa o exacta, pero agraviante.

Asimismo, indicó que el proyecto presentado por el ministro Alberto Pérez Dayán de la SCJN fortalece este derecho fundamental, salvaguarda la libertad de expresión, defiende en un sentido amplio la réplica, favorece el debate público y la diversidad de puntos de vista en los medios de comunicación.

Además, fundamenta que el ejercicio del derecho de réplica no sólo puede solicitarse ante información falsa o inexacta sino también agraviante, aunque sea exacta, por lo que propone declarar inválidas las expresiones "información falsa o inexacta" del Artículo 2 de la ley y la "inexacta o falsa" del Artículo 3.

El Artículo 2 de la ley reglamentaria define el derecho de réplica como el "de toda persona a que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes, respecto a datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados, relacionados con hechos que le aludan, que sean inexactos o falsos, cuya divulgación le cause un agravio ya sea político, económico, en su honor, vida privada y/o imagen".

En tanto, el Artículo 3 de esa legislación advierte que "toda persona podrá ejercer el derecho de réplica respecto de la información inexacta o falsa que emita cualquier sujeto obligado previsto en esta Ley y que le cause un agravio".

En ese sentido, subrayó que la invalidez de los artículos de la ley reglamentaria planteada por el proyecto de la Corte no pone en riesgo la libertad de expresión; sí, en cambio, amplifica la deliberación pública, acción positiva para una democracia más vibrante, participativa e informada.

De acuerdo un comunicado de la Amedi, la argumentación del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) es adecuada porque reconoce que la libertad de expresión no es absoluta, ya que viene acompañada de obligaciones y de los límites a los derechos de terceros, uno de los cuales es la custodia del honor y dignidad de las personas.

Además, los medios de comunicación tienen la obligación de aportar información fidedigna y documentada, en tanto que las personas tienen derecho a responder o rectificar información no sólo falsa o inexacta, sino incluso agraviante.

Al cancelar las causales de inexactitud y falsedad como requisitos para solicitar el derecho de réplica, el proyecto contribuye a la discusión y formación de opinión pública; fortalece la contienda política, y permite analizar la postura de los distintos actores del espacio público.

También, transparenta las posiciones y coloca un faro de reflexión sobre el trabajo de las autoridades, los políticos, los medios de comunicación y los ciudadanos, es decir, amplía la libertad de expresión y no la disminuye o coarta.

Finalmente, resaltó que la declaración de invalidez que propone Pérez Dayán enriquece la discusión pública y, por lo tanto, fortalece la libertad de expresión, haciéndola cohabitar o interdependiente del derecho de réplica en salvaguarda del honor y la reputación de la persona.

Después de que se aprobara la ley reglamentaria del Artículo 6 constitucional en materia de derecho de réplica el 4 de noviembre de 2015, el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Morena y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) interpusieron, por separado, acciones de inconstitucional contra distintas disposiciones de la ley.