La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) afirmó que el año próximo se mantendrá la meta del gobierno de entregar 130 mil subsidios de vivienda para igual número de familias, a pesar de los ajustes que se han hecho al presupuesto por las condiciones económicas actuales.

Al inaugurar la XXVII Convención Nacional de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) en Tequila, Jalisco, la titular de la dependencia, Rosario Robles, afirmó que la vivienda recuperó su lugar como sector estratégico para el crecimiento económico del país y hoy es dinámico, fuerte y competitivo.

Con ello, agregó en un comunicado, se reporta un incremento del Producto Interno Bruto (PIB) de la vivienda por encima del doble del crecimiento de la economía en su conjunto, y el empleo formal en el sector de la construcción lleva 25 meses de crecimiento interanual, de acuerdo a reportes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En ese sentido, explicó que tan solo en 2014 y de manera inédita, se otorgaron alrededor de 12 mil millones de pesos para subsidios; mientras que de 2013 a 2016 el subsidio promedio a la vivienda se ha elevado de 50 mil 180 pesos a 64 mil 803 pesos, lo que representa un incremento de 29 por ciento.

“Con esto se fortaleció el financiamiento de la vivienda, a pesar de la adversidad y las circunstancias complejas que enfrenta este sector, que en administraciones pasadas se encontraba altamente concentrado en la participación y en la captación de subsidios federales", refirió Rosario Robles.

A partir de esta administración, señaló, se han llevado a cabo 4.1 millones de acciones para adquirir una vivienda nueva, usada o mejorar la actual, y en cuatro años se han entregado 1.72 millones de viviendas a familias mexicanas, de las cuales 36 por ciento ha recibido un subsidio.

Por último, hizo un llamado a trabajar de manera coordinada, con transparencia y buenas prácticas para mantener el dinamismo de la industria, tenemos que acabar con prácticas poco transparentes como la utilización de materiales de construcción deficientes con el único propósito de disminuir costos, en detrimento de la calidad de la vivienda y de las familias que la habitan”, afirmó.

En tanto, el presidente de la Canadevi, Carlos Medina, afirmó que el trabajo de los empresarios del sector va más allá de construir casas, porque impacta positivamente en la reconstrucción del tejido social, ya que una vivienda formal incrementa los niveles de bien estar de las familias mexicanas e impulsa el crecimiento y competitividad en diferentes niveles.

“Hoy somos el mayor generador de empleo a nivel nacional, impactamos 88 por ciento de las diferentes ramas de la economía nacional y consumimos 90 por ciento de insumos de origen nacional, característica que muy pocas industrias comparten”, puntualizó.