El ahorro no sólo es un medio para alcanzar metas en el tiempo sino que representa un factor de seguridad para las personas, aunque pocos lo toman en cuenta, aseguró el director de Fondos de Renta Variable de Principal Financial Group, Omar Morales.

En el marco del Día Mundial Del Ahorro, dijo que a las personas les cuenta mucho ahorrar porque no se inculca dicho hábito, además que hay una cultura consumista que no contribuye a ese objetivo, debido a las promociones de las tiendas y otras medidas.

“Ahorrar debe ser una actividad fundamental para tener tranquilidad y estabilidad en cualquier etapa de nuestra vida, no sólo para poder vivir de mejor manera la vejez o el retiro, sino para cumplir cada una de nuestras metas. Ahorrar es una actividad que requiere disciplina, planificación y responsabilidad”, subrayó.

Asimismo, consideró necesario hacer conciencia de los tipos de ahorro, porque todos los mexicanos deberían destinar una cantidad para alcanzar metas de vida y otro para el retiro.

“El ahorro debe ser un hábito. Sabiendo usar la fórmula del ahorro, seguramente empezarás a hacerlo sin que te des cuenta. La fórmula de ahorro es: Ingreso-Ahorro>Gasto”, dijo.

Ejemplificó que si una persona comienza a ahorrar al menos 10 por ciento del sueldo cada mes por los próximos 12 meses, (5.0 por ciento para tus metas personales y 5.0 por ciento para tu retiro) se adquiere una disciplina financiera que ayudará a sentir que el ahorro no es un gasto y que por el contrario, permitirá alcanzar las metas a corto, mediano y largo plazo.

El directivo agregó que llevar una estructura en los ingresos y egresos permitirá conocer y controlar de mejor manera un presupuesto. “Si tienes planes como estudiar una maestría, comprar un coche o realizar un viaje, piensa en tu objetivo y considera elaborar un presupuesto que te sirva para controlar tus gastos y ahorrar lo más posible”.

Esa misma estratégica debe de seguirse en temas de retiro, porque refirió que en los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), la esperanza de vida promedio es de 83 años y hoy la edad para el retiro es de 65 años en el país.

De esta manera, una persona que quiera mantener un nivel de vida satisfactorio durante esos 18 años posteriores al retiro, deberá trabajar y ahorrar durante 58 años aproximadamente para alcanzar una tasa de reemplazo del 70 por ciento del último salario, proyectó.

Por ello, indicó que iniciar un plan de ahorro a temprana edad puede generar beneficios indispensables para el futuro, porque contar con una cultura del ahorro desde pequeño permitirá planificar adecuadamente todo lo que se propongas.

Los objetivos a mediano plazo como los estudios en el extranjero de los hijos, por ejemplo, son metas que podrán ser alcanzadas si son planificadas con tiempo de antelación o a muy temprana edad.

En el caso de las pensiones, los recién egresados de las universidades que inician un trabajo formalmente y contarán con su Afore, deberán de aprovechar todas las ventajas que les da realizar aportaciones voluntarias a su cuenta individual de Afore.

Ello, abundó, además de hacer crecer su cuenta, les da una disciplina de ahorro que les servirá en toda su vida laboral y tener un mejor retiro, pues en caso de no hacerlo, analistas estiman que por cada cinco años de interrupciones laborales se pueden llegar a perder hasta 600 mil pesos, mismos que se verán reflejados en el monto de la pensión final.